Escucha esta nota aquí

En la madrugada de este jueves fuertes vientos, con ráfagas de más de 75 kilómetros por hora, azotaron Camiri, causando temor en los habitantes de este municipio, especialmente entre las familias asentadas en las zonas altas, donde el viento golpea con mayor intensidad.

Aunque el tiempo que duró el ventarrón no fue tan largo; sin embargo, fue suficiente para causar algunos destrozos, especialmente a las torres de transmisión de las emisoras locales, como el caso de radio Parapetí, cuya estructura se rompió interrumpiendo su actividad diaria.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) lanzó una alerta naranja por los fuertes vientos de dirección sudeste en los departamentos de Santa Cruz y Beni.

Según el Senamhi, las velocidades de los vientos serán de moderadas a fuertes, entre 60 y 90 kilómetros por hora, y se harán sentir hasta este viernes 30 de octubre. En Santa Cruz afectará a las provincias Ichilo, Sara, Santistevan, Warnes, Andrés Ibáñez y Cordillera. Mientras que en Beni, a las provincias Marbán y Cercado. 

Sequía

Otro fenómeno que causa preocupación en la zona es la sequía que afecta no solamente a los productores agropecuarios, sino a toda la población. Ayer hubo pronóstico de lluvia, pero hasta el mediodía de este jueves se sigue esperando el aguacero.

La falta de agua complica a los animales y en especial a la ganadería y productores agrícolas, que deben extremar recursos para evitar pérdidas económicas en esta época seca.