Escucha esta nota aquí

“Agárralo de la polera”, “agárralo de los cabellos”, eran los gritos desesperados de una familia que había pedido auxilio a la Policía en Vallegrande porque su hijo de 11 años se estaba ahogando en una represa de esta ciudad.

El incidente se registró ayer (martes). La familia Alcocer Rodríguez había acudido hasta el barrio Guadalupe, donde se encuentra una represa y su intención era aprovechar que el menor estaba de vacaciones para compartir unos momentos agradables al aire libre, según informa la institución verde olivo.

Cuando, de un momento a otro, los progenitores se percataron que el pequeño flotaba y no daba señales de vida. En ese instante llaman a la Policía, que acudió de inmediato y el menor logró salvar la vida.

Ramiro Castro, Rodrigo Quispe y Miguel Carrasco fueron los uniformados que acudieron al llamado de auxilio.

Apenas llegaron a la represa, uno de ellos se lanzó al agua y a los pocos segundos hizo lo mismo otro agente mientras el tercero, guiaba a sus colegas y trataba de tranquilizar a los familiares del niño.

Cuando los policías llegaron hasta donde se encontraba el pequeño, lo encontraron inconsciente, pero cuando iban nadando hacia la orilla con el cuerpo del pequeño, éste empezó a reaccionar y la alegría de sus padres fue indescriptible.

Cuando el niño estuvo a salvo, su madre lo abrazó y lo llevó hasta su vehículo, mientras el padre, con lágrimas en los ojos, abrazó y agradeció a cada uno de los uniformados.

A continuación, mira el video registrado por la Policía: