Escucha esta nota aquí

Los investigadores de la Felcc y del Ministerio Público inspeccionaron hoy el lugar donde un delincuente le quitó la vida anoche a la comerciante Giovana Mónica Limachi Alejo, de 38 años, al dispararle un tiro en la cara.

El hecho de sangre se registró cerca de las 20:00 en Barrio Lindo, en una casa ubicada en la esquina de las calles Prolongación Moldes y Félix Romero. La víctima descendió de un taxi para entrar a su domicilio con unos artefactos y en ese instante el antisocial se aproximó y la disparó directamente a matar; acto seguido tomó la cartera de la mujer y salió tranquilamente para subir a una moto, cuyo cómplice lo esperada a media cuadra listo para arrancar.

El fiscal José Parra y un grupo de policías de la Felcc constataron que en dicha calle hay varias cámaras de vigilancia que lastimosamente no captaron con claridad al asesino, que se protegió la cara y la cabeza con un canguro.

Empero, el taxista Rodrigo Salazar, quien llevó a Limachi desde la feria Barrio Lindo hasta su casa ha sido el único que vio de frente al delincuente, y con esos datos detectives están trabajando en procura de identificarlo.

Entretanto, la familia recogió el cadáver de Giovana Mónica y lo lleva a una capilla ardiente del salón velatorio de la Cruceña, detrás del comercial Caloto. Los deudos manifestaron que el ladrón se llevó Sus 25.000 que arrebató a la mujer, pero creen que puede tratarse de una venganza o de la acción de su expareja, con la que Limachi mantenía un pleito judicial por la posesión del inmueble donde ella vivía.