Escucha esta nota aquí

La Policía presentó ayer a Yeison Zambrana Heredia (26) como un peligroso violador serial de menores, al señalar que es, por lo menos, autor de tres ultrajes sexuales en el último trimestre y posiblemente sea responsable de la muerte de dos niñas en 2012, según lo informado ayer por la Policía y por el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

La caída de Zambrana se produjo 24 horas después de la violación de una niña de cinco años en el barrio Cumbre de las Américas, donde, fuera de un colegio, la hizo subir con engaños a su auto, la llevó a un lugar alejado y la ultrajó, dejando pistas que resultaron claves para esclarecer el hecho, como una factura de combustible a su nombre.

Merodeaba en un taxi
A decir de Romero, Zambrana también es autor del abuso a una niña, de 9 años, el 4 de abril en la urbanización El Balcón II. La víctima describió al sujeto y las características del auto usado en el delito, datos que coincidieron con la cara del sospechoso y con su vehículo: un Toyota Sprinter, color beige, placa 2264-RGH


“Adicionalmente, esta persona ha confesado dos violaciones seguidas de muerte en 2012. Estamos hablando de un peligroso violador en serie”, dijo el ministro. Gonzalo Medina, director de la Felcc, señaló que por ahora Zambrana tiene cargos por las violaciones del 4 de abril y del 3 de mayo. Resta por confirmar una tercera y se inició la pesquisa para establecer si tiene asidero la confesión sobre las muertes de dos niñas, a las que supuestamente enterró en bolsas.

Yeison fue cautelado ayer por la tarde en la Felcc central ante el clamor de un grupo de personas que presionaba para verlo de cerca y para exigir un duro castigo. La fiscal Mirtha Mejía pidió la detención preventiva en Palmasola por el caso del miércoles y la jueza Roxana Encinas le dio curso. El próximo lunes, será cautelado por el abuso a la niña de 9 años en El Balcón II. 

Trató de vender su auto en la cuchilla
 Los investigadores de la Felcc tardaron menos de 24 horas en dar con el violador de dos niñas en el municipio de La Guardia gracias a las pistas que el sujeto, identificado como Yeison Zambrana, dejó cuando ultrajó a una niña de cinco años, en el barrio Cumbre de las Américas.
Los detectives recolectaron una factura de combustible manchada de sangre que cargó en un surtidor de la ruta a La Guardia y octavo anillo. En la escena del hecho también había restos de papel higiénico pringado de fluidos y sangre solidificada en la arena.

Con esos datos, los policías ubicaron la casa del sospechoso en la avenida Virgen de Luján, en el sector del bateón, donde se ocultó desde la tarde del miércoles hasta la tarde del jueves, cuando salió en su auto Toyota Sprinter y se dirigió a la playa del barrio La Cuchilla, donde intentó venderlo para deshacerse de la evidencia.

Empero, no pudo porque los agentes de la Felcc lo tenían vigilado y procedieron a su captura. Posteriormente, los investigadores allanaron el inmueble del ahora detenido y hallaron la ropa que tenía cuando violó a la niña de cinco años.

Hallan a chofer con una menor en un micro
 Agentes de la Patrulla de Ayuda Ciudadana (PAC) aprehendieron la noche del jueves a un conductor que tenía encerrada a una adolescente, de 13 años, en un microbús de servicio público, aparentemente violándola. 

El hecho tuvo lugar a las 23:50 en la radial 27 y quinto anillo. Una patrulla hacía un recorrido rutinario por la zona cuando los policías observaron un micro de la línea 42 parqueado en lo oscuro. Tocaron la puerta y el chofer, Gustavo Alfredo Arce Vale (23), se resistía a abrir, hasta que uno de los uniformados entró por una ventana y sorprendió al sujeto abrochándose el pantalón.

Acto seguido, el policía verificó que en el asiento trasero del bus se encontraba una adolescente con sus calzas abajo. Ambos fueron conducidos al puesto policial de Los Tusequis, donde se comprobó que la víctima era menor de edad.

Posteriormente, la madre de la chica sentó denuncia contra el chofer e indicó que este individuo abusó de su hija en otra oportunidad, cuando no le permitió bajar del micro. Ángel Morales, jefe de la Felcv, dijo que el caso pasó a la Fiscalía.

 

Comentarios