Escucha esta nota aquí

Las hermanas E.O.V. (18) y M.O.V. (20) habían ido a la bocamina Forzados II, por pedido de su cuñado, para reemplazarlo en su trabajo como sereno por el lapso de dos semanas, porque él debía viajar a su pueblo.

Ese trato, por el cual debían recibir una compensación económica, les costaría la vida, puesto que ayer a media mañana, pobladores de la zona del Cerro Chico de Potosí alertaron a la Policía sobre la presencia de los cadáveres de dos mujeres.

Con estas dos muertes, la cifra de feminicidios en lo que va de este año en el país se eleva a 76, igualando, a comienzos del mes patrio, el número de víctimas de este delito que se registraron el año pasado hasta el 31 de agosto, según los datos de la Fiscalía General.

Los cuerpos de las hermanas estaban semidesnudos y con signos de violencia en sus cabezas, y según el informe de la fiscal departamental Roxana Choque, se realizaron varias diligencias como las declaraciones testificales de los padres de las víctimas.

“El personal del Gacip evidenció la presencia de dos cuerpos de sexo femenino sin signos vitales y semidesnudos, de inmediato llamaron a Radio Patrulla 110 para que el personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen y el equipo multidisciplinario del Ministerio Público se constituyan en el lugar”, señaló Choque.

Se presume que el doble crimen se suscitó durante la jornada del domingo.

El lugar donde fueron encontradas está a unos 15 minutos en vehículo del centro de la capital potosina y es una zona donde existen centenares de bocaminas.

Según el reporte de los medios de comunicación desde Potosí, la autopsia legal determinó que ambas fueron víctimas de agresión sexual y que luego fueron asesinadas con golpes en sus cabezas, pues presentaban hundimientos en sus cráneos.

76 feminicidios hasta la fecha Según datos de la Fiscalía General, en 2016 hubo 104 feminicidios en el país y esa cifra es ascendente, pues hubo 109 en 2017 y el año pasado creció a 128.

Esta situación motivó que el pasado 15 de julio, el presidente Evo Morales planteara que el feminicidio sea considerado como delito de lesa humanidad, además de que promulgó dos decretos supremos buscando contrarrestar la violencia hacia la mujer.

Asimismo, tras reunirse con el Gabinete de la Mujer, conformado por siete ministerios a finales de 2018, se trazó el Plan de Emergencia y Urgencia por los casos de violencia contra la mujer.

Por su parte, la Felcv trabaja en la implementación del Plan Adela Zamudio, que entre sus iniciativas más visibles tiene el ‘botón de pánico’, que es una aplicación de celular que se instalará a las mujeres que estén en mayor riesgo para dar atención policial con reacción inmediata.

Al respecto, Kimberly Durán, del movimiento Ni una menos, considera que estas medidas son ‘parches’, pues considera que existen falencias básicas como la falta de estadísticas claras y consolidadas (varían de una a otra institución), una mayor coordinación entre la Policía con los gobiernos departamental y municipales y crear una política de estado de cultura de paz.

“Tenemos que educar desde kínder a los estudiantes y capacitar a los profesores desde la reflexión”, afirma. Además, señala que no basta con tocar el tema en los colegios una sola vez al mes como se propuso, porque las situaciones de violencia se dan todos los días.

Tags

Comentarios