Escucha esta nota aquí

Ante un caso sospechoso de viruela del mono en Santa Cruz y un caso confirmado en Argentina, las autoridades sanitarias han reactivado los protocolos de salud adecuados para poder enfrentar esta enfermedad, que es considerada benigna por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Tal cual ocurrió en la pandemia del Covid-19, es importante conocer cuáles son los síntomas y los cuidados requeridos. Para ello, EL DEBER consultó al infectólogo Juan Saavedra, presidente de la Sociedad Boliviana de Infectología, quien destacó la importancia de realizar un diagnóstico previo a fin de identificar si el paciente puede ser considerado como portador del virus, cuál es el grado de la enfermedad y en qué casos debe ser internado o quedarse en casa para mantenerse aislado durante todo el tratamiento.

 De acuerdo con el experto, son varios los factores que deben ser tomados en cuenta a la hora de realizar un diagnóstico y a la vez identificar los casos. Lea a continuación toda la información.

Diagnóstico: Previamente se deben descartar 10 enfermedades, entre ellas están la varicela, herpes zoster, sarampión, herpes simple, infecciones bacterianas en la piel, sífilis primaria o secundaria, chancroide, dermatitis alérgica y cualquier otra enfermedad relevante manifestada por erupción papular o vesicular.

Definición de casos. Se pueden clasificar en tres niveles: sospechoso, probable y confirmado.    

Caso sospechoso: Tener dolor de cabeza, fiebre (mayor a 38,5 ) y algunas lesiones en la piel. Tener resultados negativos en las enfermedades mencionadas anteriormente.






Caso probable: Tener los síntomas y haber tenido contacto cercano (1,5 metros sin protección) con las erupciones de la piel,  relaciones sexuales, ropa o utensilios de personas catalogadas como probable o sospechosa a partir de los 21 días del inicio de los síntomas. Antecedentes de viaje a un país endémico, África está en el primer lugar.  Tener una prueba positiva para Ortopoxvirus sin estar vacunado contra la viruela

Caso confirmado: Prueba positiva de PCR para la viruela del mono 

Internación hospitalaria: Cuando aparecen cuadros de neumonía, bronconeumonía y sepsis pueden ser derivados a salas de Terapia Intensiva o de aislamiento.

Tratamiento en casa: Puede estar aislado en un cuarto privado por un periodo de 14 y 21 días, tiempo en el que deben estar completamente secas las erupciones en la piel. No tener ningún contacto con menores de edad, embarazadas y adultos mayores con enfermedades de base.

Alimentación: Al tener la boca y la garganta con aftas que producen dolor al masticar,  la comida debe ser triturada o líquida. En caso severos, se puede utilizar sonda o vía intravenosa.

Higiene personal: Es recomendable el baño diario, ropa limpia y el uso de sus propios utensilios de comida.





Comentarios