Escucha esta nota aquí

Como en casi todos los puntos donde se hace cumplir el paro cívico y que son de concentración masiva de personas, en especial por la noche, la limpieza es una prioridad. Los que controlan estos lugares no se han olvidado de la basura, por ello han designado grupo de voluntarias para este fin. 

Uno de esos puntos es el séptimo de la avenida Cristo Redentor donde de 6:00 a 10:00 las encargadas de levantar la basura son tres voluntarias: Eliana Pinto, Gabriela Etienne y Amira Cesar.

Este grupo se comprometió incluso a comprar las bolsas donde las personas deben dejar la basura que generen. Así, ayer por la mañana ya habían reunido una buena cantidad de desechos, y por ello pidieron que algún camión pueda recogerlos. 

“Lo que le pido a la gente es que su basura la deposite en el lugar indicado y que uno de los vehículos que se encargan del recojo venga al séptimo anillo de la avenida Cristo Redentor. Aquí ya hay bastantes desperdicios”, sostuvo la señora César.

“Se acumulan unas 500 personas por noche y si no alzamos la basura en este punto estratégico sería grave”, sostuvo Pinto, que se sumó como voluntaria desde el primer día de paro cívico. 

Por su parte, Itienne, sostuvo que tienen problemas en comprar las bolsas porque consideran que están aportando con su granito de arena al movimiento para protestar por el posible fraude electoral.