Escucha esta nota aquí

En septiembre del año pasado, las damas voluntarias de la Legión Cruceña de Combate al Cáncer, a puro pulmón, inauguraron el domo para pacientes con Covid-19 en el Hospital Oncológico.

En la segunda ola, cuando la iniciativa debería estar consolidada, piden auxilio a las autoridades, a través de un comunicado, ya que la falta de personal pone en riesgo el funcionamiento de la infraestructura.

"Estamos muy preocupadas por el contagio de 70 médicos, enfermeras y personal administrativo. Actualmente tenemos varios servicios cerrados para la atención de enfermos con cáncer de escasos recursos. Es urgente que las autoridades, conforme a ley, asuman sus responsabilidades", dice la publicación.

De manera específica, se dirigieron al Ministerio de Salud y a la Gobernación de Santa Cruz, para que no se cierre debido a la falta de recursos humanos. "Nos declaramos en emergencia y adoptaremos las medidas necesarias para que cumplan con las demandas", advirtieron.

La Legión Cruceña de Combate al Cáncer ideó y gestionó el proyecto del domoLos pacientes de cáncer forman parte del grupo de alto riesgo de contagio por arrastrar enfermedad prevalente. Requerían, con urgencia, un espacio de atención que les otorgase las medidas de precaución necesarias.

Juntaron aportes de ciudadanos, donaciones de empresarios y la ayuda internacional que también aportó para que hoy, el domo, de 517 metros cuadrados, esté habilitado. Son 22 camas y 2 terapias intensivas destinadas para pacientes de cáncer que enfermen de coronavirus.

Del mismo modo, el Hospital Oncológico, el de mayor referencia del país, fue posible hace más de 40 años, gracias a las gestiones de estas damas voluntarias.








Comentarios