Escucha esta nota aquí

Un voraz incendio arrasó con la casa de una madre de familia y sus dos pequeños hijos. Ocurrió en Puerto Grether, distante a poco más de 50 kilómetros del área urbana del municipio de Yapacaní. El fuego carbonizó camas, refrigerador, roperos, ropa, utensilios de cocina, garrafas,  muebles e incluso dinero que tenían ahorrado. 

Entre lágrimas, Fidelia Benítez, madre de los dos niños, relató a EL DEBER que vio cómo el trabajo de varios años se quemó sin poder hacer nada. "Quedé en la calle, no tengo nada, solo la ropa de mi cuerpo. Se quemó mi cocina, mis garrafas, no pudimos sacar ni una cuchara", lamentó.

El responsable de la unidad de gestión de riesgo del municipio de Yapacaní,  José Manuel Fita, informó que el hecho ocurrió en las primeras horas de este miércoles y se presume que el fuego pudo haber sido ocasionado por un cortocircuito o por un mal manejo de la cocina.

"Afortunadamente no hay daños personales", dijo Fita, quien junto a una comisión del equipo de primera respuesta se trasladaron hasta el lugar a entregar alimentos de primera necesidad para la mamá y sus dos pequeños.