Escucha esta nota aquí

El presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, se refirió este martes a la acusación que realizaron en su contra desde el Movimiento al Socialismo (MAS) por supuestos daños económicos causados a la Alcaldía cruceña en 2007, indicando que demostró su inocencia ante la justicia y que ahora quieren desempolvar el caso para callarlo.

"La mejor arma que el MAS tiene es el ataque cuando a uno lo quieren callar. Esto es un amedrentamiento para que yo no siga hablando y denunciando todas las irregularidades de su Gobierno", comentó en contacto telefónico con EL DEBER.

Fue el jefe de la bancada del MAS, Hernán Hinojosa, quien acusó a Calvo de tener pendiente procesos penales que datan del año 2007, cuando estuvo como alcalde interino en la gestión de Roberto Fernández.

“Este señor (Rómulo Calvo) tiene pendientes con la justicia, tiene procesos penales en el Juzgado Tercero en lo Penal en Santa Cruz por daños económicos ocasionados a la Alcaldía por un monto de $us 1.367.582, tiene juicios pendientes por ‘chicanería’ judicial”, mencionó.

Hinojosa adelantó que presentaría una denuncia en el Ministerio Público contra el líder cívico para exigir que se esclarezca este caso, por el cual fue acusado de conducta antieconómica y la suscripción de contratos lesivos al Estado.

Ante estas acusaciones, Calvo confirmó que fue imputado por la Fiscalía, pero dijo que fue por procesos administrativos que heredó cuando estuvo durante dos meses como autoridad edil de Santa Cruz de la Sierra. Agregó, que se defendió, junto a las otras exautoridades acusadas, y logró demostrar su inocencia, por lo que fue a absuelto de culpa en dos oportunidades.

"Salimos absueltos dos veces, primero logramos demostrar nuestra inocencia, pero nos reactivaron el proceso y nuevamente fuimos absueltos por la justicia. Ahora buscan la forma de activar nuevamente el caso sin tener fundamento, porque solo quieren callarme para que yo no siga hablando contra el MAS", puntualizó.

Comentarios