Escucha esta nota aquí

Esther Anacachi necesitó 45 días de tratamiento médico para superar el Covid-19. Ayer miércoles recibió el alta médica en el hospital de segundo nivel de Yapacaní, lo que le permitió retornar a su casa, donde sus dos hijos  aguardaban su retorno. 

Médicos y sanitarios dieron una cariñosa despedida a la que llamaron "paciente milagro", pues venció el Covid-19 a pesar de que los médicos le dieron pocas probabilidades de revertir un cuadro que afectaba al 90% de sus pulmones-

Doña Esther es madre de dos hijos. El mayor tiene 13 años y el menor apenas  4 meses. Entre lágrimas de felicidad y abrazos, la mujer dejó atrás los días de internación en la sala Covid  del centro de salud en Yapacaní.

"Gracias a Dios y al personal de salud que me decían que sí se podía vencer el covid", dijo entre sollozos mientras era despedida por los sanitarios. "Yo pensé que no iba a salir viva de aquí", confiesa Esther. Durante su internación muchas veces se sintió superada y temió por la vida.


Los médicos destacan el apoyo constante que recibió la paciente, tanto de sus familiares como de otros pacientes que permanecen internos. "El acompañamiento emocional es parte del tratamiento. Nosotros permitimos que ingres un familiar para conversar con el paciente", explica María Mamani, jefa de enfermeras del centro hospitalario.

"Ella es un milagro; los pacientes con el 90% del pulmón carcomido llegan a fallecer; sin embargo, ella, con su fuerza y su fe salió adelante y nos enseñó que todo se puede en esta vida", manifestó cargada de emoción la responsable de Enfermería.

Globos, sonrisas y lágrimas despidieron a Esther mientras se reencontraba con su esposo, esta vez, para volver juntos a casa. 

Actualmente, la sala Covid asiste a 10 pacientes. El personal médico trabaja arduamente con la esperanza que pronto se recuperen y retornen a sus casas.


Comentarios