Escucha esta nota aquí

El sábado, una brigada médica y un grupo de asambleístas departamentales llegaron hasta la comunidad el Pallar, donde inmunizaron con la vacuna Janssen, del laboratorio Johnson & Johnson, a los miembros del pueblo Yuracaré Mojeño, el cual se convirtió en la primera de las cinco comunidades indígenas del departamento cruceño en ser vacunadas.

Para llegar a Pallar, que se encuentra entre los límites entre Santa Cruz y Cochabamba (frente a Chimoré), la comisión encabezada por el presidente de la Asamblea Legislativa Departamental, Zvonko Matkovic Ribera, entró por el municipio cochabambino de Puerto Villarroel y navegaron dos horas sobre el río Ichilo hasta dar con la comunidad indígena.


La brigada médica navegó durante dos horas para llegar a la comunidad Pallar.

“Vamos a empezar a trabajar con los cinco pueblos indígenas, llegaremos a sus territorios a vacunarlos, porque es la única forma de estar protegidos y cuidar a nuestras familias”, dijo Zvonko

El primero en recibir la dosis fue el cacique mayor del pueblo Yuracaré Mojeño, Néstor Vásquez, seguido por el asambleísta electo por usos y costumbres, Wilson Cortez. “No hay que tenerle miedo a la vacuna contra el Covid-19, tenemos que inmunizarnos, proteger a nuestras familias, porque esta pandemia va a continuar; si quieren a sus hijos tienen que vacunarse”, manifestó Vásquez a los miembros de su comunidad.

La vacuna Janssen fue destinada al área rural por su factibilidad para mantener la cadena de frío, de entre 2 y 8 grados, además de que es unidosis, es decir de que con una sola aplicación se logra la inmunización completa.



Comentarios