Escucha esta nota aquí

Zulema Cabezas, la hermana del coronel Raúl Cabezas, ex vocal del Tribunal disciplinario de la Policía en Potosí y ex jefe de la Policía Fronteriza, llegó este miércoles por la mañana al Ministerio Público a declarar en calidad de testigo, luego de ser citada en el marco de las investigaciones que llevaron al coronel a estar detenido preventivamente, luego de que le encontraran un vehículo reportado como robado en su domicilio en Santa Cruz.

Zulema, en su momento, declaró que el vehículo que un grupo de ciudadanos chilenos buscaban recuperar, lo tenía en su poder, pues lo obtuvo en calidad de garantía por honorarios. 

Los investigadores chilenos, tras una intensa investigación, lograron ubicar al motorizado en un inmueble del coronel Cabezas. Luego, el vehículo fue abandonado en la calle y terminaron recuperándolo y trasladándolo hasta Chile.

Zulema llegó cerca de las 10:00 a la Fiscalía, donde aseguró que solo declarará la verdad del caso. "Somos inocentes", dijo a su llegada a la Fiscalía.

Además, acotó que las autoridades serán las que determinarán y conocerán cómo llegó la vagoneta Mitsubishi color gris a su poder y luego a la propiedad de su hermano, el coronel Cabezas. 

 SOBRE EL CASO

El coronel Raúl Cabezas fue puesto en el asiento de los acusados el pasado 4 de mayo, imputado por cuatro delitos: uso indebido de influencias, enriquecimiento ilícito, receptación proveniente de delitos de corrupción y favorecimiento al enriquecimiento ilícito, donde la justicia determinó dictar su detención preventiva por 180 días en la cárcel de Palmasola.

Cabezas fue trasladado desde Potosí el 3 de mayo, un día después de que se viralizara el reportaje chileno. De oficio las autoridades abrieron el caso y emitieron la orden de aprehensión del coronel. 

A su llegada en la capital cruceña, el exjefe policial optó por hacer uso a su derecho de guardar silencio ante el Ministerio Público, pasó la noche en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y sometido a una audiencia en el Juzgado Tercero Anticorrupción, en el piso 13 del Palacio de Justicia.

Las autoridades corroboraron que el vehículo reportado como robado en Chile estaba en propiedad del coronel Cabezas. Se sabe que el motorizado estaba en poder del jefe policial desde hace nueve meses.

El coronel Cabezas indicó que el 29 y 30 de marzo tuvo conocimiento que el vehículo estaba en su casa y había pedido que den solución. "Le hablé a mi hermana para que den solución. La vagoneta estaba en garantía o en prenda por una deuda de honorarios a mi hermana, que defendía como abogada a un procesado por narcotráfico", dijo el uniformado.

Fiscales investigan por qué el vehículo llegó a manos de la familia Cabezas y si tienen relación con la persona que supuestamente les entregó el vehículo.


Comentarios