Escucha esta nota aquí

Con el voto a favor de 13 asambleístas, y una abstención, Zvonko Matkovic Ribera, de Creemos, fue elegido presidente de la Asamblea Legislativa Departamental de Santa Cruz. La directiva se completa con Oscar Feeney (Creemos), como primer vicepresidente; Susana Vaca (MAS), segunda vicepresidenta; y Paola Aguirre (Creemos), secretaria general. Las vocalías se han asignado a Yelly Baldivieso (Creemos), Kelia García (Creemos) y Ramiro Valle (representante del pueblo guaraní).

Los 11 asambleístas del MAS no asistieron a la sesión; sin embargo, la asistencia del representante Yuracaré Moxeño, Wilson Cortez, facilitó la instalación de la sesión preliminar postergada ayer por el repliegue de los asambleístas del MAS.

La incertidumbre en la sesión preparatoria de la Asamblea Legislativa Departamental se prolongó por más de 24 horas con el anuncio, por parte del MAS, de mantener su postura de ausentismo al hemiciclo. No obstante, logrado el quórum, al mediodía de este miércoles, y con 14 asambleístas en sala, se instaló la sesión, en la que se procedió a la elección de la nueva directiva por la gestión 2021-2022.


El MAS denuncia hostigamiento

Clemente Ramos, portavoz de la agrupación azul, justificó la ausencia de los asambleístas del MAS por la falta de "garantías constitucionales" necesarias para que los 11 representantes electos acudieran al hemiciclo. 

"Hemos sido amedrentados, hostigados por grupos de jóvenes afines a Creemos", dijo Ramos. Ayer, los asambleístas del MAS abandonaron el edificio de la Gobernación aduciendo la presencia de grupos con petardos en los pasillos y en las inmediaciones del edificio.

Los masistas denunciaron "persecución política".  "Nos han hecho seguimiento a nuestros vehículos con grupos de choque", dijo Ramos y responsabilizó a la presidenta Ad Hoc de la Asamblea Legislativa, Kathia Quiroga de incitar el supuesto hostigamiento. "Nos llamó cobardes y nos dijo que abandonamos la sesión".

No obstante, desde Creemos desacreditan las acusaciones y señalan que estas actitudes muestran la verdadera faceta del MAS frente a la democracia.

Paola Aguirre, portavoz de la agrupación Creemos, criticó al MAS, "que no sabe perder en democracia" y provoca el empantanamiento de la Asamblea. 

Según Aguirre, la bancada del MAS primero quiso alterar el sistema de votación para que fuera público "y controlar a sus asambleístas". Posteriormente, intentó boicotear la Asamblea con la falta de quórum.

La bancada de los pueblos indígenas

La paridad de representación que gozan Creemos y el MAS ha catapultado la relevancia de los asambleístas que representan a los pueblos indígenas originarios. El reglamento contempla la participación de 5 pueblos, pero hasta ahora solo 3 han sido acreditados y de estos, uno está impugnado.

La firma de un 'pacto de unidad' entre el MAS y algunos delegados de los pueblos indígenas buscaba el control de la Asamblea bajo la presidencia de Ramiro Valle, representante del pueblo guaraní. 

Sin embargo, la elección de la presidencia Ad Hoc develó la falta de unidad en el pacto. La plancha propuesta por el MAS solo alcanzó 11 votos cuando se esperaban, al menos, los 14 (11 del MAS y 3 de los representantes indígenas). 

A raíz de esta derrota inicial, la bancada del MAS, junto a dos representantes indígenas, se replegó e impidió la continuidad de la sesión preliminar. 

Valle está cuestionado por el consejo de las capitanías guaraní de Santa Cruz, que ha desconocido su acreditación como asambleísta. La impugnación planteada por las 13 capitanías que componen el consejo se debate en el Tribunal Supremo Electoral.

El asambleísta argumenta a su favor que "la impugnación está fuera de plazo". Además, asegura que su acreditación es legal y legítima puesto que cumplió con "las normas y procedimientos propios" en una "asamblea del 22 de febrero con participación de las 12 capitanías". Valle afirma que en esa elección recibió la confianza para representar al pueblo guaraní.

También resta la definición de los representantes ayoreo y guarayo en la Asamblea Legislativa Departamental. De acuerdo al Presidente del TED, Saúl Paniagua, es una atribución del TSE la valoración y resolución de las impugnaciones.

Paniagua recuerda que la definición de los representantes se realiza de acuerdo a los usos y costumbres de cada pueblo originario. "Ellos deciden cómo se define e incluso la duración que pueden tener en el cargo", señala. El papel del TED se restringe a "observar y acompañar el proceso para garantizar la autonomía en la designación", complementa el responsable del TED.



Comentarios