Escucha esta nota aquí

Por Daniela Castro, Nelfi Fernández Reyes y Guilherme Amado

***

     _ Buenas tardes señor, ¿usted es José González Valencia?

     _ Sí.

Ni bien termina de asentir, el juez le explica en un rapidísimo portugués de qué se trata la audiencia y le pregunta en qué idioma se quiere comunicar. Al hombre se lo ve sereno. No hay una pizca de preocupación en su rostro o nerviosismo en el tono de su voz. “Voy a intentar falar portugués”, responde, aunque finalmente acepta la intermediación de una traductora.

En los casi 20 minutos de comparecencia ante un juez de Ceará, Brasil, hace solo cuatro ademanes breves, el resto del tiempo sus manos entrelazadas permanecen reposadas en su regazo. Está allí para explicar por qué escondió su identidad y usó una falsa. 

El interrogatorio queda registrado en un video. Se realiza el 21 de febrero de 2018, dos meses después de su captura en el turístico distrito brasileño de Taiba. Ese día, el 27 de diciembre de 2017, José González Valencia negó por última vez ser José González Valencia, uno de los cabecillas del cártel más poderoso y violento de México.

Hasta ese entonces y con otra identidad, era el próspero ganadero mexicano que se paseaba con sus cebuinos de alta calidad genética por las ferias ganaderas más importantes de Bolivia, pese a que Estados Unidos había ofrecido 5 millones de dólares por información que condujera a su aprehensión.

 

_ ¿Es consciente de que utilizaba un documento falso bajo el nombre de Jafett Arias        Becerra?

_ Es verdad.

_ ¿Dónde consiguió ese documento y hace cuánto lo utilizaba?

_ Lo conseguí en 2013 en México, Guadalajara.

 

González Valencia, también conocido como ‘Chepa’, ‘Santy’ y ‘Camarón’, es para las autoridades de Estados Unidos una figura clave en las operaciones del Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), un grupo criminal con sede en Guadalajara, capital de Jalisco, considerado por el Departamento de Justicia una de las “cinco organizaciones criminales transnacionales más peligrosas de la faz de la Tierra”.

El narco mexicano es el cuñado de Nemesio Oseguera Cervantes, alias ‘El Mencho’, por quien Estados Unidos ofrece 10 millones de dólares. ‘El Mencho’, que está casado con Rosalinda González Valencia, es el líder fundador del CJNG, la organización que está detrás de delitos notorios como la masacre, en 2011, de 35 miembros de un cártel rival en Veracruz, quienes fueron torturados “con mucho sadismo”, según las autoridades mexicanas.

El Gobierno de México responsabiliza a este cartel de derribar, en 2015, un helicóptero militar con granadas propulsadas por cohetes (RPG). Esa fue la primera vez que las fuerzas armadas mexicanas sufrían un ataque de ese tipo. También lo acusa de utilizar el canibalismo como un rito de iniciación para sus nuevos miembros.

Según el ex fiscal general de Estados Unidos Jeff Sessions, el CJNG es responsable de transportar mensualmente al menos cinco toneladas de cocaína y cinco toneladas de metanfetamina al país del norte.

La velocidad con la que esta organización criminal se ha expandido y fortalecido en pocos años, desde su origen en 2011, no solo dentro de México, donde tiene presencia en el 75 por ciento del territorio, sino también en el extranjero con conexiones y presencia en América Latina, Estados Unidos, Asia, Europa y Australia; alertaron a Estados Unidos, llevando a Sessions a anunciar en octubre de 2018 esfuerzos para combatirlo.

“Los estamos golpeando desde todos los lados y con cada arma que tenemos”, dijo en una conferencia de prensa. “Están en nuestra mira. Este cartel es una prioridad absoluta”, sentenció.

 

_ ¿Cuál fue el motivo por el que sacó esos documentos falsos?

_ En México yo tenía muchos problemas con los medios. Decían que un hermano mío tenía un problema de narcotráfico y querían involucrarme. Cuando eso pasó yo pedí una identidad falsa porque sin una identidad falsa no me podía ir del país.

 

El hermano al que hace referencia es Abigail, el mayor de los González Valencia, antiguo miembro del Cártel del Milenio y jefe fundador de Los Cuinis, según la prensa mexicana, el “operador financiero” del CJNG. Fue detenido en febrero de 2015 y desde entonces ‘La Chepa’ se hizo cargo.

Dos meses después de la caída del ‘cuini’ mayor, en abril, la Oficina para el Control de Activos en el Extranjero (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó a ambos grupos delictivos en su lista de grandes narcotraficantes.

También en abril y tras la publicación de los Papeles de Panamá, otro hermano de ‘La Chepa’ salió del anonimato, pero para perder la libertad. Gerardo González Valencia, acusado por delitos relacionados con el narcotráfico y lavado de activos, fue aprehendido en Montevideo, Uruguay, junto a su esposa Wendy Amaral y su suegro Héctor. 

Eso no fue todo. En junio de ese mismo 2015, en México, era capturado Rubén Oseguera González, conocido como ‘El Menchito’, hijo de ‘El Mencho’ con Rosalinda.

Ese fue el momento en que ‘La Chepa’ puso sus ojos en el sur del continente americano. En Bolivia, específicamente.

Comentarios