Escucha esta nota aquí

Este martes se cumplen diez años del operativo en el hotel Las Américas. Este hecho daría paso al llamado caso terrorismo, un proceso judicial que investiga la supuesta organización de un grupo subversivo con fines separatistas que hasta la fecha no ha podido ser comprobado. En casi una década pasó de todo, menos el esclarecimiento de los hechos, aquellos que se declararon culpables aseguraron que lo hicieron solo para poder salir libres, están fuera del país al igual que la mayoría de los acusados. Los pocos que se quedaron viven un calvario judicial: los que consiguieron detención domiciliaria o medidas sustitutivas no han recuperado su vida normal, tienen deteriorada la salud y viven bajo la permanente amenaza de retornar a una celda, los que están presos sobreviven en una de las cárceles más peligrosas del país. El fiscal que investigó el caso en un principio huyó hacia Brasil, donde ha conseguido refugio, y ha señalado que todo es un montaje. El gobierno ha ratificado durante los nueve años que lo que pasó fue un intento de dividir el país y por primera vez enfrenta la posibilidad de responder ante la justicia internacional por las muertes de abril de 2009. Todo, mientras avanza lentamente el juicio, que se ha convertido en un símbolo de los peores males de la justicia boliviana. 

¿Qué pasó durante estos 10 años? Aquí repasamos estos hechos:

Comentarios