Escucha esta nota aquí

En una elección que se anticipa como “muy cerrada”, tanto en la primera vuelta como en una eventual segunda vuelta, los bolivianos en el exterior aportarán pocos, pero muy valiosos puntos para el resultado final que saldrá el próximo 20 de octubre (o el 15 de diciembre) en el que se decidirá quién será próximo presidente del país para el periodo 2020-2025.

Más de 250.000 migrantes estarán habilitados para participar en los comicios en cumplimiento del artículo 27 de la Constitución Política del Estado (CPE) que reconoce su participación.

El voto en el exterior no es obligatorio, situación que explica los más bajos niveles de asistencia respecto de lo que ocurre en Bolivia.

Los bolivianos pueden votar en, al menos, 47 países en los cinco continentes. Sin embargo, más del 90% de los bolivianos votantes en el extranjero radica en siete países: Argentina, España, Brasil, Chile, Estados Unidos, Italia y Gran Bretaña, con casi 180.000 votos efectivos potenciales, un poco más del 3% del padrón general, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los migrantes bolivianos ya participaron en tres comicios electorales: en las elecciones generales de 2009 y 2014, y en el referéndum consultivo sobre la reelección de Evo Morales de 21 de febrero de 2016. En octubre de 2019, estarán habilitados para votar por presidente y vicepresidente solamente.

Durante el último proceso de empadronamiento, 96.060 personas se inscribieron en el exterior, 68.060 más que para el referéndum de 2016. En este proceso de registro Argentina, con 47.320 personas, es el país donde se ha habilitado la mayor cantidad de votantes. Siguen Brasil, con 20.975; Chile, con 11.521, y Espa- ña, con 9.487 empadronados (ver infografía).

Un sondeo realizado por la web de EL DEBER sobre la participación de los migrantes bolivianos en las próximas arrojó los siguientes resultados. De un total de 585 participantes, 338 (57,7%) dijeron que sí concurrirán a las urnas el 20 de octubre, mientras que 223 (38,1%) señalaron que no lo harán y 24 (4,1%%) que no saben si participarán o no del evento.

No son muchos, pero pesan

El sociólogo René Pereira Morató, uno de los mayores expertos en materia de población y demografía, remarca que si bien los migrantes bolivianos son parte de un grupo muy minoritario en términos estadísticos, su aporte en estas elecciones será significativo.

“El primer elemento es que las migraciones internacionales no tienen en Bolivia un peso significativo. Son más las personas que salen del país que las que entran, por lo que tenemos un saldo negativo en términos demográficos”.

Por otro lado, “la migración boliviana ha cambiado de curso.

Antes iba de sur a norte y hoy día, una gran parte de los bolivianos se están orientando hacia los países de la misma región. Es decir, una migración sur-sur. De ahí que ha cobrado más importancia la presencia de bolivianos en Argentina, Brasil y Chile. Estados Unidos y España también, pero en menor medida”, señaló Pereira.

“Los bolivianos residentes en el exterior están entre un 8% y el 10% de la población boliviana. De este porcentaje, no todos van a concurrir para cumplir con su derecho humano a participar en las elecciones.

Incluso, algunos eventos han marcado un notable ausentismo, como fue en el referéndum de 2016, cuando hubo una participación de apenas el 31,3% de los habilitados, una cifra muy baja respecto de lo que pasa en el país”, explicó. Sin embargo, “el voto de los bolivianos en el exterior será importante porque aportarán a las candidaturas electorales.

Por eso, tanto el oficialista MAS como los opositores de Comunidad Ciudadana (CC) y Bolivia Dice No (BND) han estado en Argentina, España y Estados Unidos”. “Por el perfil social de los migrantes, se trata de un trabajador popular que está, mayormente, en una economía de informalidad. Esta población es presa electoral del oficialismo, siempre ha sido así, especialmente en Argentina”, destacó Pereira.

“No hay que desdeñar el voto de los bolivianos en el exterior porque un solo voto cuenta, y mucho más en este contexto donde cada punto será fundamental tanto en una primera vuelta como en una eventual segunda vuelta”, afirmó.

Por eso, “el voto de los migrantes puede ser decisivo. Aunque sea porque aportan unos pocos puntos porcentuales, en términos relativos sí serán clave para esta elección”.

Desánimo en Argentina

Lilia Camacho es una comunicadora boliviana que se ha transformado en un referente ineludible de la colectividad boliviana en Argentina.

“Desde 2009, los bolivianos se han movilizado en cada elección y es que ejercer el derecho a dar su voto desde el extranjero, se lo han ganado a fuerza de reclamos, movilizaciones e incluso huelgas de hambre”. Sin embargo, “después de participar en varios procesos electorales, hay pocas respuestas, solo se muestran las gestiones que agilizan la documentación y la adhesión de Bolivia, al denominado apostillado de La Haya”.

Luis Morales, compatriota que reside hace 38 años en Buenos Aires, cuenta a EL DEBER, que durante las visitas a Buenos Aires, solo Comunidad Ciudadana (CC) y Tercer Sistema, propusieron la participación de representantes de los bolivianos en el exterior en la Asamblea Legislativa boliviana. Para este potosino, “el MAS, durante la visita del presidente Evo Morales, no propuso nada, ni mejoras en el consulado ni en la embajada.

Solo le queda el recuerdo de que en una visita ofreció terrenos en zonas fronterizas, pero dice que no saben si esa propuesta se hizo realidad”.

En cambio, para María Blanco, referente del MAS en Buenos Aires, en charla vía telefónica con EL DEBER, cuenta que la campaña del oficialismo se basa en la inauguración de obras públicas que se hacen en Bolivia y que se sabe que para esos logros se trabajó mucho. Se agilizó el otorgamiento de documentación, hay un Estado presente.

La oposición, ofrece a la colectividad, que va a elegir sus representantes y eso es imposible, porque el Pacto de Viena establece que los estados designaran sus representantes”.

Si bien en Argentina se habla de “una exitosa” participación el empadronamiento. Este entusiasmo no es compartido por el conductor del programa radial Visión Alternativa de Radio Líder de Ciudad Celina, Marco Guzmán.

Al ser consultado remarca que la participación aún es insignificante en términos porcentuales y de escaso interés para los políticos, a tal punto que no dedican importantes espacios en sus campañas electorales.

Para Lucía Aruquipa, conductora del programa radial Puntos de Vista, de FM Impacto, el partido que más hace campaña por redes sociales es Bolivia Dijo No.

Aunque agrega, que el MAS está más organizado en la difusión y que tiene aliados en el peronismo kirchnerista, esto se vio cuando circularon afiches con la imagen de Evo Morales y Axel Kicillof, precandidato a Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, propuesto por Cristina Fernández.

En Estados Unidos

Carmen Osorio y Henry conducen “Bolivia, tierra querida”, uno de los programas más influyentes en la zona metropolitana de Virginia, Maryland y Washington (Estados Unidos), donde se espera una votación importante de bolivianos.

“Hay mucha desconfianza en el Tribunal Supremo Electoral. Por el momento, ningún partido político está realizando campa- ñas electorales a pesar de que hay grupos de simpatizantes de los principales frentes políticos”, dijo Osorio.

 

Tags

Comentarios