Escucha esta nota aquí

Orinoca está sintiendo directamente el impacto de la renuncia de Evo Morales a la Presidencia del país. El Museo de la Revolución Democrática y Cultural, también conocido como el museo de Evo, permanece cerrado desde que el también líder del MAS buscó refugio político en el extranjero a consecuencia del fraude en las anuladas elecciones del 20 de octubre.

En Oruro se debate la posibilidad de utilizar parte de la infraestructura de más de 10.000 metros cuadrados en una escuela de artes o en un centro de investigación cultural a fin de aprovechar la obra que demandó una inversión de más de Bs 50 millones.

La propuesta de buscar otra utilidad al museo de Evo, obra inaugurada en febrero de 2017, también fue mencionada durante la pasada campaña electoral. En esa oportunidad la entonces candidata presidencial por Pan-Bol, Ruth Nina, anunció que en caso de llegar a la jefatura de Estado lo convertiría en una cárcel exclusiva para políticos corruptos. También propuso transformarlo en un hospital para atender a los vecinos de la localidad donde nació el expresidente.

El secretario de Culturas del departamento de Oruro, Marcelo Lara, descartó que el inmueble sea transformado en un hospital porque fue diseñado para la instalación de un museo. No obstante, dijo que la propuesta debe someterse a un análisis y estudios que esté dirigido por especialistas para que establezcan si es posible modificar y ajustar la infraestructura en un centro hospitalario.

“Esta obra fue concebida específicamente para un montaje de museo, aunque modificar la temática depende de un proyecto nuevo. Cuenta con salones grandes, paneles, áreas para proyección de filmes, pero insisto que los cambios dependen del análisis de los especialistas”, señaló el funcionario público.

No obstante, adelantó que es posible aprovechar parte del espacio que actualmente está dedicado exclusivamente para la exhibición de objetos personales del expresidente Evo Morales para convertirlo en una escuela de arte especializada, como un instituto avanzado de producción audiovisual y otro de literatura porque en el departamento hay demanda para esas carreras, pero no tienen espacios para funcionar, explicó Luna.

En criterio del secretario de Culturas de la Gobernación de Oruro, aprovechar la infraestructura para que funcionen escuelas de arte es más productivo que un centro dedicado única y exclusivamente para mirar objetos. Según informe suministrado por el Ministerio de Culturas, son alrededor de 13.000 piezas que se encuentran en exposición permanente en el lugar.

El anterior Gobierno estimaba que el museo sería autosustentable dentro de cinco años, después de su inauguración (2017); no obstante, en la Gobernación orureña informaron de que no se cumplieron los planes y el presupuesto para la contratación de personal y de mantenimiento es bastante elevado. Incluso, el gobierno departamental no está en condiciones de asumir esos gastos y prefiere compartir el espacio.

Recuerdos de Evo

Precisamente el miércoles, el exmandatario Morales reclamó, a través de su cuenta oficial de Twitter, por el allanamiento ocurrido el martes por la noche en una vivienda que ocupaba en el barrio Achumani, en la zona sur de la ciudad de La Paz. Afirmó que la Policía y la Fiscalía decomisaron objetos personales que estaban ‘guardados’ en el inmueble porque después iban a ser llevados al museo de Orinoca.

Según la Policía, entre los objetos decomisados figuran fotografías de Evo Morales con el ex futbolista argentino Diego Armando Maradona y con el fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez. Además, había prendas de vestir que fueron utilizadas en diferentes eventos, así como documentos. Las autoridades sospechan que estos objetos fueron retirados de la Casa Grande del Pueblo durante la etapa de las protestas que surgieron en el país entre finales de octubre y mediados de noviembre a consecuencia del fraude impulsado desde el oficialismo en las elecciones generales del 20 de octubre.

El museo se encuentra cerrado al público actualmente, pero se desconoce la cantidad de visitas con las que contaba mensualmente porque era administrado directamente por el Ministerio de Culturas, indicaron en la Gobernación orureña.

El miércoles, los funcionarios encargados de la administración y atención al público se encontraban en la ciudad de La Paz para definir, justamente, las acciones que seguirán en los próximos días.

Antes de la inauguración del museo, la entonces ministra de Culturas, Wilma Alanoca, informó de que se estimaba vincular a los turistas que visitan el salar de Uyuni con el museo de Orinoca, localidad que cuenta con unas 250 casas. Es decir, se proyectaba que un 5% de las 236.000 personas que acuden anualmente al salar pasaran por la tierra en la que nació el ahora expresidente con refugio político en Argentina.

Infraestructura

El museo, edificado en medio de calles polvorientas y casa de adobe con techos de calamina, es uno de los más modernos del país. Está construido sobre una superficie de 10.814 metros cuadrados que se distribuyen en tres bloques: Inchura, que tiene forma de puma. Consta de tres niveles y un sótano. En este espacio se encuentra la representación de la historia de las relaciones de las culturas prehispánicas de Bolivia.

Sulla es un ambiente con forma de llama y también de tres pisos. Alberga todos los regalos entregados al expresidente Evo Morales desde que asumió el Gobierno, en 2006, y la réplica de un ‘cholet’ (casa de arquitectura neoandina) hecha por el arquitecto Freddy Mamani, el autor de afamadas obras de ese estilo en El Alto).

Collana es el espacio con forma de quirquincho y cuenta con dos niveles. Acá se encuentran instalados los salones audiovisuales y de lectura.

La edificación también cuenta con dependencias, como el mirador, el patio ceremonial, un templo andino y una tienda de venta de recuerdos. Actualmente todo está sin uso.