El Deber logo
4 de junio de 2017, 4:00 AM
4 de junio de 2017, 4:00 AM

Hule, cartones, colchas y chulos; todo sirve para protegerse de las bajas temperaturas que esta semana azotaron a Santa Cruz de la Sierra. Las personas que viven en situación de calle son las que más sufren y buscan refugió en las aceras y áreas verdes durante el día, porque por la noche la mayoría acude al albergue municipal.  

Este invierno que se siente en la ciudad también ha promovido campañas de solidaridad como la de Calentando corazones, una agrupación de ciudadanos voluntarios que ofrecen ayuda a las personas en situación de calle. Por su lado, la Gobernación inició  la campaña Sí, quiero abrigarte, para recolectar abrigos y colchas para diferentes centros de acogida. 

Para evitar enfriamientos es mejor protegerse la cabeza con chulos. Este comerciante ofrecía ropa de frío en la feria de invierno, en la zona de Alto San Pedro, en uno de los días en que hubo un descenso brusco de temperatura. El chulo, las bufandas y las chamarras son las prendas ideales para calentar el cuerpo.
A la vista de todos. En la avenida Omar Chávez este grupo de jóvenes que vive en situación de calle buscó una acera para descansar. Es una temporada en que la gente no se sorprende al ver estos cuadros.
Esta mujer aprovechó un pedazo de hule para protegerse del sur y chilchi que azotó a la capital cruceña. Recogió algunas cajas que estaban próximas a un supermercado de la avenida Piraí para abrigarse.
Aposento al aire libre. El pasto húmedo se convirtió en un improvisado colchón para esta persona que vive en situación de calle, que consiguió un edredón para contrarrestar el frío.

Tags