Escucha esta nota aquí

Isandai Guillermo es una de las candidatas más jóvenes que disputa un espacio para la Asamblea Legislativa Plurinacional. Tiene 18 años de edad, es de la comunidad de Itanambikua de la provincia Cordillera. Estudia Ingeniería Industrial, trabaja como profesora de guaraní y cursó un diplomado en Comunicación Indígena con enfoque de género. Es candidata a la séptima diputación plurinominal por Comunidad Ciudadana en Santa Cruz.

— ¿Qué significa para usted ingresar a la arena política?

Para mí y para todos los jóvenes de los territorios indígenas con los cuales he trabajado significa una oportunidad para lograr muchos objetivos que hemos trazado y que hemos proyectado alcanzar. Es una puerta para ser gestores del cambio y conseguir un mejor futuro.

—¿Cómo se contactó con Comunidad Ciudadana?

Llegué a Comunidad Ciudadana a través de Gustavo Pedraza (compañero de fórmula de Carlos Mesa), quien visitó mi comunidad justo cuando yo estaba en reunión con los jóvenes de la organización en la que participo para defender nuestro territorio y nuestra cultura. Se interesó por mi perfil, porque soy joven y porque los jóvenes somos capaces de lograr muchas cosas.

Dos semanas después me invitaron para que asuma una candidatura, la acepté porque creo que es una oportunidad para que la juventud se encargue de dirigir el país hacia el desarrollo.

—¿Por qué aceptó ser la séptima candidata en la lista?

Porque para asumir una candidatura se necesita experiencia, sino sería quemar una figura joven a temprana edad y creo que a través de esta candidatura puedo hacer escuchar la voz de los jóvenes de mi comunidad.

—¿Cree que logrará ser elegida?

Sí, estoy muy confiada en eso.Cuento con el apoyo de mi nación y del departamento, no podemos decir de todos, pero tenemos un respaldo que nos ha fortalecido porque Comunidad Ciudadana es la alternativa para salvar la democracia en Bolivia.

—En caso de ganar, ¿qué hará para mejorar las condiciones de vida de los jóvenes?

Mi principal objetivo es mejorar la calidad laboral y las oportunidades de estudios para los jóvenes. Son dos de los problemas más graves que se vive dentro de los territorios indígenas.

Vengo de una familia muy humilde y he constatado en carne propia que los jóvenes no tenemos oportunidades para concretar emprendimientos, para alcanzar nuestros sueños. Por causa de la pobreza muchos jóvenes tienen que trabajar desde muy chicos para pensar en cursar una carrera universitaria que les permita la posibilidad de recibir un sueldo digno porque en las actuales condiciones lo que se gana no alcanza ni para el día, lo que implica que tengamos que vivir en una lucha permanente por subsistir. También considero importante promover la educación intercultural e intracultural para que los jóvenes no pierdan su cultura ni sus raíces indígenas.

—Y en caso de no ganar la diputación, ¿qué piensas hacer?

Continuaré trabajando por mi pueblo, como siempre lo he hecho, desde la organización de la que formo parte que es la Movilización de la Juventud Guaraní. Trabajamos con varios proyectos para preservar la cultura y el arte de nuestros pueblos indígenas. Estoy involucrada en este trabajo desde niña, actualmente formo parte de los grupos de liderazgos.

—¿Se considera preparada para asumir una diputación?

Sí, considero que es muy importante que los jóvenes ocupemos espacios en los que se tomen decisiones; es cierto que nos puede faltar experiencia en los ámbito económico y político, pero, cómo vamos a tener experiencia si no nos dan los espacios para adquirirla. Con la fuerza de la juventud se puede lograr todo lo que nos propongamos.

Considero que es el momento de que los jóvenes asumamos el poder.

—Además del trabajo en su comunidad, ¿a qué otra actividad se dedica?

Estudio Ingeniería Industrial en la Universidad Gabriel René Moreno, en el núcleo de Camiri. Además, trabajo como profesora del idioma guaraní en una escuela privada; en mi adolescencia participé de cursos de elaboración, estudios y proyectos. Cursé un diplomado en Comunicación Indígena con enfoque de género.

—¿Qué opina de la política?

Siempre me gustó porque la política es el arma principal para lograr el desarrollo y los cambios en el país. Desde muy pequeña me atrajo la política, fui concejal infantil, también forme parte del Parlamento de niños y considero que hubo avances en Bolivia gracias a la lucha de los sectores vulnerables, como son los indígenas y las mujeres.

En mi criterio, estos cambios todavía son insuficientes e insisto en que hace falta que tomen en cuenta a los jóvenes en la toma de decisiones; por eso decidí entrar en la política.

—¿Crees que los políticos están utilizando a los jóvenes?

No, no soy marioneta ni escalera política de nadie. Si estoy aquí es porque he luchado por esta oportunidad, porque tengo voz propia, para que un día podamos ser escuchados; en mi organización hicimos marchas encuentros y nunca hemos tenido la oportunidad de que ellos nos visiten y si yo estoy acá presentando esta candidatura representando el sueño de comunidad de ser escuchados para estar en un espacio de toma de decisiones. No significa que los jóvenes vamos a estar ahí sentados, significa que los jóvenes vamos a desarrollar acciones para mejorar las condiciones y oportunidades para las nuevas generaciones de bolivianos.

Tags

Comentarios