Escucha esta nota aquí

Las diferencias y pugnas por espacios que existen entre los grupos de poder en Santa Cruz se trasladaron al escenario electoral nacional.

Según las primeras encuestas de intención de voto, los frentes políticos Creemos y Juntos se disputan voto a voto el liderazgo político departamental, pero también servirá como una pulseada para las próximas elecciones en la Gobernación y en la Alcaldía capitalina, donde no existe renovación desde hace más de 14 años.

El estudio de opinión de CiesMori, publicado el domingo 16 de febrero, ubica en el primer lugar en Santa Cruz a Luis Fernando Camacho. El exlíder del Comité Cívico y candidato presidencial por la alianza Creemos recibió el 28% en la intención de votos. Está seguido por Jeanine Áñez, la presidenta-candidata, de la alianza Juntos, que está con un 26,3%.

Áñez es la abanderada de Juntos, cuyo principal partido es Demócratas, organización que dirige el gobernador cruceño, Rubén Costas, con quien Camacho mantuvo diferencias públicas durante la crisis de política a finales del año pasado, que se originó por el fraude en las elecciones del 20 de octubre y que provocó la renuncia del entonces presidente Evo Morales (el 10 de noviembre) y que llevó a Áñez a la jefatura de Estado por sucesión constitucional.

Por su lado, la alianza Creemos recibió el “apoyo incondicional” de la agrupación política Santa Cruz Para Todos, que tiene como principales referentes al alcalde Percy Fernández y a la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa. Enfrentados políticamente con Costas.

El candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, también es figura importante en este proceso porque, aunque figura en cuarta posición (8,7%) en el departamento, en las anuladas elecciones del 20 de octubre obtuvo el primer lugar en Santa Cruz.

Proyección

Para el abogado constitucionalista y analista político José Luis Santistevan, Santa Cruz vive “un proceso de transición política, luego de 14 años de continuidad en la Alcaldía, en la Gobernación e instituciones corporativas que no pudieron construir una alternativa nacional después de las autonomías y la reforma constitucional”.

En criterio del especialista, Santa Cruz jugará un factor vital en las elecciones nacionales, pero sostiene que cualquier apoyo político sobre el denominado voto útil o voto del temor para que no vuelva el MAS al Gobierno sufrirá una división “porque la candidatura de Jeanine está vinculada a Demócratas, al que apuntan como aliado oculto del MAS”.

Asegura que la confrontación política en las elecciones nacionales se trasladará a los comicios subnacionales. “Hay una resistencia y atrincheramiento de los actuales gobernantes de la Alcaldía y Gobernación que se resisten al cambio exigido por los ciudadanos”.

Carlos Manuel Saavedra, vocero de Juntos en Santa Cruz, asegura que resulta difícil anticipar cómo llegarán anímicamente para las elecciones regionales. Reconoce que “el panorama para las subnacionales estará directamente relacionado a los resultados de las elecciones nacionales del 3 de mayo, ya que las campañas locales se iniciarán inmediatamente después que concluya el proceso nacional y habrá fuerzas que entren mejor posicionadas que otras en función al éxito o fracaso de sus actuales alianzas”.

El exconcejal asevera que los escenarios pueden cambiar radicalmente en función a los resultados electorales y a las decisiones personales que tomarán, en base a los logros en este proceso.

A decir del politólogo Christian Vara, las elecciones presidenciales serán determinantes para reconfigurar el escenario político en las diferentes regiones, porque en este momento los acercamientos para las subnacionales son aún frágiles.

Considera que, de acuerdo con los logros en estas elecciones, podrán proyectar espacios de poder en alcaldías y gobernaciones.

Ausentes

En Demócratas señalan que el gobernador Rubén Costas no participará activamente en esta campaña porque no está pugnando en las elecciones, aunque acompañará a los candidatos de Juntos para impulsar la elección de Áñez. El día de la fundación de Santa Cruz de la Sierra, Costas emitió un discurso con características de postulante a la Alcaldía.

El secretario general de la Gobernación, Roly Aguilera, puntualizó que Costas siempre ha priorizado la gestión en la Gobernación, pero que como ciudadano y presidente de Demócratas, en el tiempo que disponga fuera de lo laboral, acompañará la campaña de los candidatos.

Del lado de Creemos, el diputado disidente de UN y líder de la agrupación SOL, Luis Felipe Dorado, dijo que apoya al binomio Camacho-Pumari para las elecciones nacionales, pero también sostiene que los actores cambiarán en los comicios para los gobiernos departamentales y locales, donde él mismo se alista para pugnar por la Gobernación de Santa Cruz.

Desde las filas de Creemos señalan que conocen el arrastre que tiene Camacho en el departamento, por eso enfocarán su campaña con fuerza en el departamento. Así lo demostró en el inicio de su recorrido y se desplazó hacia Cotoca, el Norte Integrado y la Chiquitania.

Transfugio

Las candidaturas también barajan sus mejores opciones y eso se demostró con la ‘transfusión’ de candidatos hacia estas dos fuerzas.

El alcalde de Cotoca, Wilfredo Áñez, que estuvo de la mano del gobernador Costas en Demócratas, ahora respalda a Creemos, de Camacho. Otros actores, como Erwin Bazán y Juan Pablo Flores, que en 2019 se postularon a diputados plurinacionales por Comunidad Ciudadana (CC), hoy se encuentran con Creemos y Juntos, respectivamente.

Creemos también le sacó a Demócratas autoridades y dirigentes. Entre ellos figura el exsecretario de Seguridad Ciudadana de la Gobernación Enrique Bruno, que actualmente ejerce como jefe departamental de campaña de Camacho. José Carlos Gutiérrez y Ronald Moreno, que eran representantes activos de Demócratas y en el anterior proceso se postularon por Bolivia Dice No, hoy son candidatos por Creemos.

Comentarios