Escucha esta nota aquí

Solo habrá renovación. El debate político se ausentó hace tiempo del edificio legislativo. Y los perfiles de candidatos apuntan a que ese nivel está lejos de regresar.

Analistas hacen notar la falta de figuras que aporten a la discusión, pero destacan el apoyo a sus sectores y a los ámbitos que los impulsan.

No hubo muchas sorpresas en las listas de postulantes y la imagen indígena y campesina pasó a un segundo plano, tomando en cuenta que las franjas de seguridad de los nuevos partidos apuestan por ganar el voto de la clase media del país. Evo Morales desempolvó su chamarra ‘campañera’. El aguayo que adorna la prenda es testigo de lo antigua que es la chaqueta.

Aquella que comenzó a usar en la campaña de 2009. El 19 de julio, el presidente y lí- der del MAS entregó personalmente en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) las listas de sus candidatos a diputados y senadores.

Lo hizo luego de mucho trabajo y dijo que sufrió para contentar a muchos sectores. Carlos Mesa, que figura se gundo en la intención de voto, según la encuesta de CiesMori, no acudió al TSE a entregar la nómina de sus postulantes.

Sí lo hizo Óscar Ortiz, de Bolivia Dice No, y los otros candidatos, como Víctor Hugo Cárdenas (UCS), y Félix Patzi (MTS). El analista Eduardo Leaños no ve en las listas perfiles políticos que puedan aportar al debate legislativo.

El experto considera que las organizaciones políticas y los binomios descuidaron la conformación de nóminas porque prefirieron apostar en las “figuras mediáticas” con la intención de captar votos, sobre todo en la población de clase media.

“Si uno se fija, todos los partidos improvisaron. No hay cuadros que aporten al debate legislativo, al debate político. Son pocos los que mostraron capacidad, como Rocío Molina, en Cochabamba, o Carlos Alarcón, en La Paz.

En Santa Cruz tenemos a Álvaro Puente, Bolivia Dice No. Y así, son pocas figuras destacables”, considera Leaños. María Galindo, del colectivo Mujeres Creando, expresó su decepción por la conformación de las listas. En su mente solo destacan dos figuras en los últimos 40 años del Parlamento: Marcelo Quiroga Santa Cruz y Felipe Quispe, el ‘Mallku’.

“Las listas no tienen congruencia ideológica, conviven en una misma lista de posiciones antagónicas. Tienes en las listas del MAS a personas de derecha, aunque su lugar ideológico sea al lado de (Óscar) Ortiz; en las listas de (Carlos) Mesa hay enemigos del derecho de las mujeres a decidir, junto a otras que se llaman feministas, no por pluralismo sino por inconsistencia.

El 12% de las personas llamadas indecisas es la masa crítica en crecimiento que identifica el asco en el que se ha convertido la política de nuestro país”, reprocha Galindo.

Figuras públicas

El MAS optó en su franja de seguridad por figuras de clase media para llegar a ese sector social, pero no abandonó sus sectores sociales. En Cochabamba presenta como candidatos a los periodistas Rocío Molina y Sergio de la Zerda.

En Santa Cruz optó por la humorista María Renée Liévana y al activista de los LGBT Víctor Hugo Vidangos.

En La Paz siguió esa línea entre lo profesional y sindical y llamó a Virginia Velasco y Rogelio Mayta. En Tarija confió en Carlos Brú, y en Beni está Susana Rivero. En otras regiones optó por la clase profesional. Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, se decantó por perfiles intelectuales, cercanos a él y a Luis Revilla, su aliado en La Paz.

En Santa Cruz apostó por la periodista Vania Sandóval y el exvocero del Arzobispado Erwin Bazán. En La Paz está Cecilia Requena y Edwin Herrera, periodista con experiencia política. Ortiz confía en la línea dura de los demócratas. Tomás Monasterio sigue en listas y es primer candidato a senador. También continúa Eliane Capobianco y Wilson Santamaría, en Santa Cruz y La Paz, respectivamente.

Paúl Antonio Coca es experto en temas electorales. El analista observa una renovación en la futura Asamblea Legislativa Plurinacional, aunque expresa que dados los últimos resultados de la encuesta de CiesMori, publicada por EL DEBER, los dos tercios no están garantizados para el MAS. Este factor -dice- conlleva un debate más intenso, ya que se deberá negociar en el pleno las normas esenciales.

“Habrá una renovación, eso está claro. Son pocos los que buscan la repostulación, las casi seguras son Adriana Salvatierra y Susana Rivero. Pero, según la encuesta de EL DEBER, el MAS no tendrá los dos tercios y eso obliga a un debate político para aprobar leyes fundamentales.

En la oposición existe el reto de unirse, ya que Comunidad Ciudadana y Bolivia Dice No tendrán representación legislativa”, remarcó Coca.

El politólogo Carlos Cordero dice que el oficialismo sale fortalecido de esta presentación de candidatos, ya que una mayoría surgió de las organizaciones sociales sin necesidad de sellar alianzas con otros frentes políticos.

Pero también destaca que hay personas invitadas, que por ahora no ha provocado resultados al MAS en el Legislativo.

“El presidente Morales mantiene sus posibilidades de ser reelecto ante una oposición dispersa”, dijo el experto. En la lista de candidatos a la Asamblea Legislativa se muestra a empresarios, presentadores de televisión, periodistas, reinas de belleza, dirigentes sindicales, activistas, deportistas y algunos que van a una reelección como asambleístas.

Alcance territorial

El MAS es el partido que más optó por figuras públicas invitadas. Según Adolfo Apodaca, “es hora” de que la Asamblea Legislativa recupere la esencia del debate; pero lo ve difícil, ya que en la lista de candidatos ve “un circo” que no aportará nada a la política del país.

“Veo la lista de Comunidad Ciudadana y de Bolivia Dice No y es catastrófica. Ponen a sus parientes, sobrinos de Rubén Costas, como Pablo Costas. En todos los partidos ponen a incapaces, incluido en el MAS (...) Zapatero a sus zapatos, políticos a la política. Estas listas parecen a una comparsa carnavalera”, destaca Apodaca.

Tags

Comentarios