Escucha esta nota aquí

— EL DEBER ¿Qué obstáculos tuvo la Declaración de Doha para su implementación?

Marco Teixeira. Es un programa innovador y se produce un plano organizacional que proyecta prioridades. Además, identifica la prevención al delito y como primera vez implementamos un programa ambicioso que cubra todas las visiones del mundo. Esto nos trajo un desafío que se enmarcan especificaciones sociales, culturales y legislativas de cada país. Ese es un desafío que no lo vemos como un obstáculo.

E.D. ¿En Bolivia se está aplicando la Declaración de Doha?

M.T. Es un factor muy positivo el compromiso de las instituciones. Es un compromiso de todas las instituciones de justicia penal para adherirse a los padrones internacionales de respeto a los derechos humanos. En Bolivia tenemos un programa específico de promoción de reincorporación de personas privadas de libertad, específicamente de mujeres. También fortalecemos el empoderamiento de los factores de régimen penitenciario, es una formación para más de 600 personas.

E.D. ¿Cómo evalúan el sistema carcelario en Bolivia?

M.T. El sistema carcelario tiene sus deficiencias como en otros países. No es novedad que haya sobrepoblación carcelaria, y ese es un desafío que no solo depende del propio Estado, depende también de los actores judiciales, la aplicación de prisión preventiva como cautelar debe ser reacondicionado. Hay medidas que se pueden aplicar para evitar la superpoblación carcelaria.

— E.D. ¿Qué se recomienda para evitar la superpoblación carcelaria?

M.T. Primero, una revisión a los presupuestos que conducen a la aplicación de la detención preventiva. Será la reflexión del Estado, pero ¿es una alternativa la detención preventiva? Esta reflexión debe ser hecha por los actores judiciales. Segundo, la celeridad del proceso. Una detención preventiva se la hace cuando hay una sentencia.

E.D. ¿Cómo se pueden aplicar las herramientas electrónicas en el sistema carcelario de Bolivia?

M.T. Se puede aplicar la tecnología, que es algo esencial. La tecnología y las herramientas informáticas pueden permitir una gestión de proceso más eficaz. Y eso habla de plazos y así también se puede evitar la detención preventiva. Con tecnología la política criminal es más eficiente.

E.D. ¿Y en el sistema carcelario de Bolivia es viable la aplicación del brazalete electrónica?

 Muriel Jourdan. En la aplicación de tecnología también se puede incluir la aplicación del brazalete. En la ONU se promueve la aplicación del brazalete electrónico, pero es una medida alternativa, no es la única. En Bolivia sería posible implementar este proyecto, ya que hay gran parte de la población carcelaria que no representa un peligro para la sociedad, no hace falta que estas personas estén en la cárcel. Hay que invertir en ellas y pueden ser un aporte a la sociedad haciendo trabajos comunitarios. Esto se puede aplicar especialmente en mujeres, que una mayoría está en la cárcel por micro tráfico de droga y que no representan un peligro para la sociedad. Ellas están a cargo de su familia, son de escasos recursos, por lo general, y son vulnerables.

E.D. ¿Cómo evitar que mujeres caigan en redes de trata y tráfico y micro tráfico de drogas?

M.J. Hay que empoderar a la mujer. Es crucial para que las mujeres eviten estar en contacto con grupos criminales, porque muchas de ellas solamente quieren sostener a sus familias y vivir dignamente. Lo que pasa es que una mujer soltera, con niños, no puede sostener a su familia si no tiene trabajo, si no tiene apoyo social, entonces es importante empoderar a las mujeres. Lo que estamos haciendo en las cárceles es enfocar el tema de acceso a la educación, a la capacitación, al trabajo, para darles todas comodidades para que consigan empleo cuando salgan a las cárceles, pero que sea un empleo que les permita sostener a su familia. Otro tema que es esencia, y también con las mujeres, es la autoestima. Muchas de ellas fueron víctimas de abuso o de algo cuando llegan a la cárcel. Hay que hacer mucho trabajo con ellas para que recuperen la confianza.

E.D. ¿Cómo vieron el problema de los niños en las cárceles?

M.J. Este tema es muy complicado. Este tema está desarrollado en las reglas de Bangkok, porque las mujeres que están en las cárceles con niños tienen un comportamiento especifico y se tiene que cuidar a los niños, es crucial guardar el vínculo con la familia, especialmente para las mujeres. Es cierto que siempre rompe el corazón ver a niños en las cárceles, pero al mismo tiempo ver a un niño afuera sin familia, sin su mamá, tampoco es ideal. Siempre es bueno velar el interés del niño.

E.D. ¿En Bolivia se está aplicando la Declaración de Doha?

M.J. Hay aspectos que Bolivia de reconocer. Primero, reconocer las deficiencias es el primer paso para encontrar las soluciones y aplicar las políticas públicas. Bolivia avanzó en dos documentos: la Defensoría del Pueblo aprobó una relatoría para ver deficiencias y ver una nueva mirada. Por otro lado, apoyamos al Ministerio de Justicia con el censo carcelario, que será presentado en los próximos meses.

Tags

Comentarios