Escucha esta nota aquí

Mejorar el Seguro Único de Salud (SUS), aprobar un fondo nacional para la atención de enfermedades graves, ampliar la cobertura en los centros asistencias, crear nuevos seguros médicos y “liberar a los médicos cubanos” que trabajan en Bolivia para que reciban la totalidad de sus salarios, son algunas de las propuestas que presentan los candidatos presidenciales y organizaciones políticas que participarán en las elecciones generales del 20 de octubre.

El MAS ratifica la propuesta de ampliar la cobertura del SUS y fija como meta garantizar la cobertura a cinco millones de personas que actualmente no tienen seguro. Según el Gobierno, en la actualidad más de dos millones de personas accedieron al SUS y se proponen concluir el plan de construcción y equipamiento de los hospitales de segundo, tercer y de cuarto nivel de atención que están contemplados en su programa de 2014.

En caso de ganar los comicios de este año, prometen entregar centros de radioterapia en Cochabamba, Potosí, Chuquisaca y Santa Cruz para elevar la cobertura y continuidad al tratamiento de pacientes con cáncer.

También ofrecen crear programas de educación sexual y reproductiva para reducir el índice de embarazos en adolescentes y los no deseados.

Sin embargo, Comunidad Ciudadana, a través del binomio Carlos Mesa-Gustavo Pedraza, cuestiona el SUS porque, a su entender, no tiene recursos ni financiadores para que arroje resultado positivo. Prometen crear, en 2021, un programa de atención urgente a los 14.000 pacientes que son diagnosticado con cáncer y que no tienen ningún seguro médico.

De ganar los comicios de octubre, pedirán a la Asamblea Legislativa Plurinacional que apruebe una ley de prioridad de finalización de construcción y equipamiento de los centros oncológicos en Cochabamba, El Alto, Tarija y La Paz, además de los centros de referencia del tratamiento gratuito del cáncer.

La alianza Bolivia Dice No y los partidos políticos como Pan-Bol y el MTS, por separado, descartan al SUS y plantean crear un nuevo seguro de salud. El frente que promueve la candidatura presidencial de Óscar Ortiz ofrece un nuevo seguro universal de salud, descentralizar la gestión de la salud y emprender una reingeniería institucional de todo el sistema sanitario.

Según el plan de Gobierno de Ortiz, esto implica restablecer el objetivo en la universalización de los servicios para atender a personas entre los 5 y los 60 años incluyendo a las personas con discapacidad están fuera de la seguridad social y deja abierta la posibilidad de crear otro seguro de salud a escala departamental.

El nuevo seguro tendría como fuente de financiamiento el régimen contributivo del sistema de seguridad social que se financia con aportes de empleados y empleadores, como en el Régimen no Contributivo de los seguros públicos financiado con los impuestos, además del Gobierno nacional y los subnacionales.

Por su lado, el bloque Tercer Sistema que lleva como candidato a Félix Patzi, ofrece crear otros seguros de salud sectorizados para atender, por ejemplo a profesores, campesino, constructores, gremiales, lustrabotas y trabajadoras del hogar.

En el partido Pan-bol, propone que el Estado diseñe un sistema nacional de seguro de salud y para su funcionamiento creará la tarjeta de bienestar social. La propuesta se basa en que el nuevo seguro debe tener los ejes de enfermedad, maternidad e invalidez; accidentes de trabajo; vejez y viudedad y familia.

De acuerdo a la propuesta, a par se creará el fondo soberano de seguridad social que será el financiador del seguro obligatorio de salud, el cual emanará de los servicios ambientales y de la disciplina fiscal transparente que se instaurará con políticas públicas en el nuevo gobierno.

Cubanos y reforzar el SUS

El Partido Demócrata Cristiano (PDC), que tenía como postulante a Jaime Paz Zamora, ofrece fortalecer el SUS, lo que implica buscar estrategias para que cada año aumenten los fondos para hacer sostenible la atención gratuita de los ciudadanos en los hospitales públicos. En ese sentido, propone involucrar a los gobiernos subnacionales en el cofinanciamiento del programa, a través de la descentralización. Además, plantea aplicar impuestos a la coca, a los electrodomésticos de línea blanca y el remate de los vehículos ilegales y productos de contrabando que permitan generar recursos económicos para fortalecer el SUS. Descarta la contratación de médicos extranjeros.

En contrapartida, UCS ofrece la ‘liberación’ de los médicos cubanos que acrediten su competencia en el país. El programa ucesista contempla que los caribeños podrán recibir la totalidad de sus salarios, sin enviar ni un centavo al gobierno de Cuba, y prometen facilitar la migración de sus familiares, previa revisión de antecedentes. En el plan de salud sin costo hace referencia a la cobertura a través de entidades prestatarias, tanto públicas como privadas, dependiendo de la elección del trabajador.

El MNR apunta a la construcción y equipamiento de hospitales de primer nivel en cada distrito a fin de acompañar el seguro universal de salud. Con esto, según la propuesta, los ciudadanos tendrán facilidad de acceso a la medicina.

En el bloque del Frente Para la Victoria (FPV) ofrecen fortalecer la situación económica del SUS, por lo que plantean la asignación de más recursos del Tesoro General de la Nación y recurrir a instancias internacionales como fuentes de financiamiento. Ofrecen aumentar el presupuesto de forma gradual y fortalecer el programa materno infantil.

Asimismo, prometen asignar fondos y fortalecer el servicio de tamizaje de cáncer y brindar atención gratuita a los enfermos con ese mal. Una de las novedades está en la instalación de centros de atención de emergencia y ambulancias debidamente equipadas en las carreteras, de acuerdo a la intensidad de tránsito y frecuencia de accidentes.

Repiten ofertas

Si bien es cierto que en los programas de Gobierno hay propuestas novedosas, también se encuentran ofertas que se escucharon en los comicios de 2014.

Por ejemplo, la alianza Bolivia Dice No repite los ofrecimientos que hizo en 2014 la dupla Samuel Doria Medina-Ernesto Suárez Sattori a través del bloque político denominado Unidad Demócrata y está referida a un nuevo seguro universal de salud, el fondo nacional para enfermedades graves y el aumento del gasto global en salud del actual un 6,5% del PIB al 10%, que es el nivel de gasto recomendado internacionalmente.

En el MAS también se repiten los ofrecimientos relacionado al plan de construcción de hospitales, reitera las propuestas de creación de más ítems para hospitales y actualizó las cifras de las beneficiarias del Subsidio Universal Prenatal por la Vida, del número de partos atendidos, entre otros datos. El PDC que también pugnó en las presidenciales de 2014, nuevamente ofrece un plan de salud familiar comunitaria intercultural.

Tags

Comentarios