Escucha esta nota aquí

Beni empuja su participación política desde la llegada de Jeanine Áñez a Palacio Quemado. La mandataria, que nació en la localidad de San Joaquín, designó a ministros y viceministros de origen beniano. Y son estos elegidos quienes optaron por llevar a La Paz a su personal de confianza, muchos de ellos del departamento beniano. Pero también, la jefa de Estado hizo labor en la Asamblea Legislativa Plurinacional en la última década. Es en esta instancia donde surge su círculo de confianza por el trabajo de fiscalización.

Son cinco las personas de más confianza de Áñez. Están los ministros Yerko Núñez, de la Presidencia; Arturo Murillo, de Gobierno; Álvaro Coimbra, de Justicia; Rodrigo Guzmán, de Energías; y el secretario privado presidencial, Erick Foronda. A ellos se puede sumar a Óscar Ortiz, senador que prefirió permanecer en el Legislativo, pero que mantiene contacto con la mandataria-candidata.

Núñez, Coimbra y Guzmán son oriundos de Beni y formaron su carrera política en ese departamento junto a Áñez. Todos son parte del Movimiento Demócrata Social (MDS), partido del gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas. Las tres autoridades integraron la bancada en la última gestión y en esa instancia surgió la relación de confianza con la presidenta del Estado.

Murillo es tal vez la segunda persona de más confianza de Áñez, pero el actual ministro nació en Cochabamba, aunque también compartió bancada en las dos últimas gestiones de la Asamblea Legislativa.

Con Erick Foronda la confianza nació en pleno conflicto. Llegó al círculo íntimo de Áñez por el llamado de Murillo y ahora es secretario privado presidencial.


Comentarios