Escucha esta nota aquí

La elección de la producción surcoreana Parásitos como mejor película 2020 dejó una gran lección a Hollywood. La Academia quiere más cintas nominadas que respeten la diversidad racial, de género y sexual, que fomenten la inclusión y tomen en cuenta historias más universales, para ser tomadas en cuenta a partir de 2024, para la entrega de los galardones correspondientes a 2025.

Las cintas tendrán que tener al menos un protagonista que no sea blanco, 30% de personajes secundarios femeninos, además de retratar con respeto a las minorías LGBTI y discapacitados, o que el tema principal de la película trate sobre una persona de esos grupos, informa el diario El País.

También sugieren que en los equipos de producción haya diversidad racial, sexual y de pensamiento, pues ese es el mundo real en el que se deben desenvolver los argumentos de los filmes.

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, que anualmente entrega el premio Óscar, quiere convertirse en una institución cada vez más global y diversa, en la que puedan reconocerse todas las audiencias.



En 2015, los 20 nominados a mejor actor protagónico y de reparto eran de raza blanca, a pesar de que ese año había muy buenos trabajos de actuación de afrodescendientes, lo que originó una polémica, cuando se acusó al Óscar de ser "demasiado blanco".

Entre 2015 y 2020 la Academia admitió nuevos integrantes, por lo que el número de mujeres pasó del 25% al 33%, los no blancos crecieron del 10% al 19%. También están en la tarea de hacer a la entidad en más internacional y no solo estadounidense. En los recientes cinco años se han admitido 819 nuevos miembros, provenientes de 68 países.

Otra tarea que se han trazado, pero a más largo plazo, es seleccionar filmes con mayor diversidad de guion, que cuenten historias más universales, que exhiban dramas que pasaron en otros continentes, pero que sirven de ejemplo en todo el mundo.

Estos cambios solo rigen en la categoría de mejor película, pues en los otros rubros muchas veces es difícil pedir inclusión, sobre todo si se trata de asuntos técnicos. También habrá tolerancia y racionalidad, pues si un filme que cuenta una historia británica en la primera Guerra Mundial, sus protagonistas tendrán que ser anglosajones, pues así se respeta la veracidad de lo sucedido, explicaron los directivos de la entidad hollywoodense.

"Debemos abrirnos para reflejar mejor la población global, diversa tanto en la creación de las películas como en el público que se conecta con ellas", dijo Dawn Hudson, directiva de la Academia.

Condiciones de diversidad

Tendrá que haber más representación minoritaria en la pantalla, como también en la temática y en el argumento. Al menos uno de los actores principales o secundarios deberá ser asiático, latino, afrodescendiente, indígena, hawaiano o de otra etnia.



El 30% de los actores tendrán que ser mujeres, de una etnia minoritaria, LGBTI, persona que discapacidad física, cognitiva o auditiva.

El argumento de la película deberá centrarse en historias de mujeres, etnia poca representada, personas LGBTI o con alguna discapacidad.

También tendrá que haber diversidad en el personal creativo como dirección, edición, producción, guion, casting, cinematografía, música, dirección de arte, sonidos, efectos especiales, decoración, vestuario, maquillaje. Igualmente los trabajadores de marketing, publicidad y distribución de las películas tendrán que pertenecer a una de esas minorías, especificó la Academia.