Escucha esta nota aquí

Por Vanessa Suárez

¡Hola mis bellas y amadas lectoras de Para Ellas! Una vez más estoy aquí y dando honor a estas fechas de aniversario de nuestro tan querido periódico EL DEBER, al que desde una niña leo y he participado mucho en sus editoriales, como este espacio para poder escribir mis tips de belleza y consejos. Siempre con mucho cariño y aprendizaje para estar más lindas por dentro y por fuera en nuestro día a día y, sobre todo, que sea más práctico.

Menos es más en el make-up

Hoy les presento el paso a paso de uno de mis make-up diario favorito, al natural, que es rápido, sencillo y queda muy lindo. ¡Ahora, manos a la obra!

Protector solar. Tengas la edad que tengas, el tip más importante es usar protector solar todos los días así no salgas de tu casa o esté nublado. Previene el envejecimiento precoz y la aparición de manchas, yo te recomiendo los que ya vienen con color ya que se ve cómo un maquillaje ligero en el rostro y te unifica el tono de la piel. Se ve muy natural y lindo.

Corrector de ojeras. Después del protector, lo indiscutible es tapar las ojeras con un tono amarillo/naranja, si tienes las ojeras muy oscuras y si no tienes ojeras simplemente puedes tapar alguna manchita que tengas. Los correctores con una tonalidad amarillenta de fondo hacen que brille más tu mirada.

Bronzer y rubor. En realidad, puedes usar uno o los dos, primero necesitas hacer el contorno de tu rostro usando una brocha mediana para que no esparza tanto y debajo de la sien, justo donde acaba la línea de tus ojos, es decir, en la parte del pómulo ponemos un rubor. 

Para esta época, más color durazno si están bronceadas o trigueñas o un rosa fuerte si tu tono de piel es más pálido; el broncer lo usamos también en los ojos, contorneando la cuenca del ojo con tu brocha mediana y con una brocha más pequeñita. tipo lápiz, contorneamos debajo del ojo, esto te da un efecto cálido en tu mirada. 

Rímel o máscara de pestañas. Pintamos las pestañas y terminamos con un lápiz marrón oscuro o negro para hacer una mini colita en la esquina del ojo, sobre tus pestañas y que termine en una ‘raya de gato’ mínimamente invisible. Una vez la hacemos hay un truquito muy sencillo que es difuminarlo con un cotonete, suavemente. 

Bálsamo de labios. Al final, ponemos un gloss hidratante o el lápiz de labios de tu preferencia.

Toque de fe. Ahora, lo más importante: una afirmación positiva diaria junto con una oración.

Como mujeres de fe que somos este acto nos pone el corazón más victorioso y nos hace ver nuestra belleza verdadera. Bendiciones a todas y no dejar de usar barbijo y alcohol en manos.

Comentarios