Escucha esta nota aquí

Del país del mariachi, de los tacos y las enchiladas, del tequila, de los aztecas y los mayas, llega al Reina Hispanoamericana 2019, una hermosa mujer. Ella es Regina Peredo Gutiérrez, de 20 años, modelo y estudiante de Mercadotecnia.

Es de Puebla, donde vivió hasta hace poco tiempo, pues tuvo que trasladarse a Ciudad de México cuando empezó su exitosa carrera de reina de belleza. ¿Cómo describir a Regina? Es simplemente bella. Posee un par de grandes ojos celestes, que heredó de su padre.

Habla con el típico acento y los modismos mexicanos, por lo que no es necesario preguntarle de qué país es. Su voz tiene una dulzura que encanta y más cuando se escucha sus opiniones.

Toda una reina

Regina fue elegida Mexicana Universal Puebla y así representó a su estado en el concurso nacional de belleza de su país, que organiza Lupita Jones. Es un reality show que dura más de dos meses.

Desde el inicio de la competencia la delegada poblana fue una de las favoritas de la prensa y de los missiólogos. En la gala final llegó hasta las últimas instancias. Recibió el título de Mexicana Universal Hispanoamericana 2019.

Desde entonces, hace cuatro meses, se está preparando para visitar Santa Cruz de la Sierra y representar a su país en el Reina Hispanoamericana, que organiza Promociones Gloria. Se ha informado sobre Bolivia, su cultura, historia, geografía y actualidad social.

México lindo y querido

Regina contó que se siente muy orgullosa de sus raíces mexicanas. “Me encanta la música de mariachi y los fines de semana como unos ricos tacos, enchiladas, burritos y mole poblano”.

Manifestó que, “a pesar de su inseguridad, México es muy hermoso. Tiene bellas playas, atractivas ciudades coloniales y prehispánicas. Pero, lo mejor son los mexicanos, son amables, trabajadores y muy alegres”.

Confesó que, algunas veces, le da miedo salir a la calle en la capital de su país, pues hay “mucha violencia”. No le gusta decirlo, pero es la verdad. Le gustaría que las autoridades refuercen la seguridad en las vías públicas, que se fortalezcan las campañas contra los feminicidios y que haya respeto a la vida humana.

Bella, jovencita y con los pies en la tierra, Regina estará muy pronto en Bolivia, con toda la alegría que caracteriza a su país, México. Junto a ella llegarán al menos 30 participantes para cumplir con una agenda apretada en Santa Cruz.