Escucha esta nota aquí

Una de las telenovelas colombianas más exitosas sin lugar a dudas ha sido “Yo soy Betty, la fea”. Fue emitida en más de 180 países y cuenta la historia de amor entre la secretaria poco agraciada, Beatriz Pinzón, y el director de una casa de modas, Armando Mendoza.

Por “Yo soy Betty, la fea” pasaron decenas de artistas internacionales que hicieron una aparición especial en importantes capítulos. Una de ellas fue la actriz venezolana Scarlet Ortiz, quien dio vida a Alejandra Zingg, la atractiva mujer que intentó enamorar al presidente de Ecomoda. Recientemente, la actriz acaparó titulares al revelar que estuvo a punto de morir por una negligencia médica. Entérate de todo a continuación.

 Scarlet Ortiz, reveló en sus redes sociales que había contraído coronavirus y estuvo cerca de morir por las malas prácticas de un trabajador de la salud. Todo inició después de que recibiera la primera dosis de la vacuna, cuando empezó a sentirse mal y se realizó una prueba que resultó positiva tanto para ella, como para su círculo cercano, incluido su esposo.

Negligencia médica

La venezolana de 47 años fue la única en su familia que presentó síntomas fuertes, por lo que acudió a un especialista para que pudiera tratar su dificultad al respirar; sin embargo, el médico le dijo que sus molestias eran normales y que mejor se regresara a su casa a descansar.

Ortiz señaló que su condición era grave, pues no podía caminar con normalidad, así que decidió buscar una segunda opinión. La actriz fue a otro centro de salud donde, tras realizarle exámenes, le revelaron que tenía neumonía en ambos pulmones, siendo inmediatamente hospitalizada.

El final pudo ser fatal

Gracias a seguir su instinto y no quedarse con la recomendación del primer doctor, Scarlet pudo retornar a casa sana y salva; pues de haberse regresado como le indicaron al inicio, el final sería distinto. 

Comentarios