Escucha esta nota aquí

La farándula mexicana ocupa titulares a diario con una polémica que obtuvo trascendencia mundial al tener en medio a una de las cantantes latinas más famosas, la roquera Alejandra Guzmán. Y es que su hija, la modelo Frida Sofía, acusó a su abuelo Enrique Guzmán, padre de la intérprete de Mírala, míralo, de tocamientos inapropiados cuando era una niña.

El aludido negó las acusaciones e incluso denunció a su nieta por difamación y la familia entera se volcó contra Frida Sofía, incluyendo a su madre y ahora a su abuela, la famosa actriz mexicana Silvia Pinal, conductora del popular programa de TV Mujeres, casos de la vida real.

"Yo no he leído lo que dice Frida Sofía, adrede. Porque no quiero ensuciarme con cosas falsas, porque seguramente son cosas falsas. Enrique tiene sus cosas, pero también vale. También por eso fue difícil terminar", recordó sobre su exesposo en una entrevista con la periodista Mara Patricia Castañeda para su canal de YouTube.

Además, lamentó que esta situación deje en medio a la roquera, que también recibió los dardos de su hija, al acusarla  de salir con una de sus exparejas y de ser una madre ausente y vivir sumida en las drogas.

"Estoy muy disgustada, se me hace muy injusto, porque Alejandra les da lo que no les ha dado sus padres. Les da todo, incluso los colegios y ella no mira para ver cuál es el más barato. O sea Alejandra ha sido buen a madre", manifestó.

Los maltratos a Silvia Pinal fueron bastante mediáticos tiempo atrás, y, a pesar de ello, la actriz afirma mantener una buena relación con su exesposo.  

"Yo no esperaba que me pidiera perdón, yo quería dejara de hacer lo que me hizo, de fastidiarme, de hacer lo que me hizo y que me dañó mucho, y es muy fuerte en esos momentos que no tienes con qué medirlos ni con qué salir adelante si no tienes los pantalones bien puestos", explicó.

"Todas lo queremos, es muy simpático y es muy apapachador. Tiene hijos y los quiere mucho", concluyó.

Comentarios