Escucha esta nota aquí

Cada detalle de la ceremonia fue elegido por la novia. La ubicación, el menú buffet, la banda con la música instrumental y el bouquet rosa, todo tal como siempre lo soñó. La ceremonia fue como una despedida. A los 45 años, Rosângela Rodrigues da Silva luchaba contra el cáncer de mama. Una batalla que duró más de seis años hasta este jueves 16 de septiembre cuando falleció.

“En enero de 2015 descubrió el cáncer de mama, que progresó a metástasis ósea. Desde entonces, ha sido una lucha diaria por un tratamiento intenso e invasivo. Con el apoyo de su esposo, hijo, familia y amigos, enfrentó la lucha contra el cáncer. Pero su mayor sueño era celebrar su boda”, dijo el sobrino de Rosângela, Fernando Brito al portal g1.globo.com, que reproduce la historia.

El 'gran día' estaba fijado para el 10 de julio de 2021. Rosângela y su esposo, Natanael, subieron al altar en una ceremonia íntima, en Campo Grande (Mato Grosso del Sur) . La primera fecha de la fiesta, en marzo, tuvo que posponerse a causa de la pandemia, nada que estropee un momento tan especial.

Aún en tratamiento por la enfermedad, la novia logró llegar al altar caminando, exactamente como quería, sin llevar ningún dispositivo que recordara los días que sufrió. “Cuando ella entró, no había nadie que no se emocionara. Estaba hermosa, feliz, radiante y muy emocionada. Dijo: mi sueño se cumplió ”, contó su sobrino.

Rosângela se declaró a su prometido Nathaniel, recordó los días que vivieron juntos, el hijo que tuvieron, e incluso predijo: "Tendré cuatro hermosos nietos".

Dos semanas después, su estado empeoró, hasta que este jueves 16 de septiembre, Rosângela no resistió la enfermedad.

Según indica el portal g1.globo.com, el velorio y su funeral se llevó a cabo este viernes 17 de septiembre. 

Rosângela deja a su esposo, un hijo de 21 años y amigos nostálgicos, con quienes trabajó durante más de 20 años.

Comentarios