Escucha esta nota aquí

Jane Fonda fue detenida en las escalinatas del Congreso de Estados Unidos, en Washington D. C., junto con un grupo de manifestantes que reclamaban por las decisiones del gobierno de Donald Trump contra el cambio climático.

La reconocida actriz acompañaba a miembros de la organización Oil Change International, para apoyar al movimiento por la crisis climática, cuando llegaron las autoridades y les pidieron que desistan de su acto. Ella fue la tercera arrestada junto con otras 15 personas.

La Policía informó que se detuvo la gente por una "manifestación ilegal en el lado este del Capitolio". La portavoz de este cuerpo de seguridad, Eva Malecki, indicó que los arrestados serán acusados de "agruparse, obstruir e incomodar" en el acceso al Congreso, según publicó la prensa norteamericana.

A pesar del mal momento, la actriz declaró a la prensa que continuará con su lucha. "Voy a usar mi cuerpo, que es famoso. Vamos a tener una manifestación cada viernes", declaró la actriz y activista al diario The Washington Post.

En la entrevista, la actriz dijo que para estas protestas fueron inspiradas en Greta Thunberg, la joven sueca, de 16 años, que incita huelgas de estudiantes en todo el mundo para reclamar atención hacia esta problemática.

"Ella dijo que tenemos que actuar como si la casa se estuviera quemando", comentó Fonda. "Llamaré estas protestas el simulacro de incendio de los viernes", agregó. "Ustedes no lo ven, pero tengo una armadura que me protege. Tengo 81 años. No hay nada que puedan hacerme", afirmó.