Escucha esta nota aquí

"La vida es más que una noche de fiesta", con esa frase empezó Alvaro Soria el relato de su lucha contra el alcohol. El campeón de la cuarta temporada del Bailando por un sueño, más recordado como Álvaro Cavero, confesó a SOCIALES que durante años su vida se resumió en salidas y boliches, pero desde que decidió dejar esos hábitos vive mejor.

El fotógrafo, coreógrafo y empresario celebró 200 días sobrio y alentó a los jóvenes a dejar de consumir bebidas alcohólicas de forma desmedida. "Antes me refugiaba en el alcohol para escapar de los problemas, pero desde que dejé esa vida, me veo y me siento bien. Además de que tengo dinero para invertir en mis nuevos emprendimientos", contó.

Álvaro empezó una campaña en las redes sociales para que más personas se unan a su causa. "Quiero llegar a las radios y a la televisión para contar mi testimonio. Perdí a dos amigos por causa del alcohol. Se que muchas tragedias se pueden evitar si se controla el consumo de la bebida", enfatizó.

Además de esta nueva iniciativa, Álvaro es director de la academia de baile Fama, de su agencia de modelaje, Glamour Models y estudia Producción de video.

 

Comentarios