Escucha esta nota aquí

El ganador del premio Óscar volvió a ser visto en completo estado de ebriedad. Esta vez fue a la salida de una fiesta de Halloween en el hotel La Peer, en West Hollywood, en Los Ángeles. Ben Affleck estaba solo y le costaba mantenerse en pie y caminar, contaron algunas personas que lo vieron.

El actor tiene 47 años y en más de una ocasión confesó que sufría de alcoholismo, por lo que se sometió a tratamientos para terminar con dicho mal. La última vez fue en agosto de 2018, cuando su exesposa, la actriz Jennifer Garner, lo llevó a un centro médico en Malibú, donde estuvo internado 40 días.

El 4 de octubre de 2018 Affleck manifestó que había terminado su tratamiento con el alcoholismo. Expresó su agradecimiento a su familia y a sus seguidores por el apoyo que le dieron.

“Luchar contra cualquier adicción es una lucha de por vida y difícil. Debido a eso, uno nunca está realmente dentro o fuera del tratamiento. Es un compromiso a tiempo completo. Estoy luchando por mí y por mi familia, dijo Affleck en aquella ocasión.

Nuevamente las copas hacen pasar malos momentos al último intérprete de Batman y le demuestran que al parecer no está curado del todo del alcoholismo.