Escucha esta nota aquí

Britney Spears recibió un permiso especial para abandonar durante unas horas las instalaciones de la clínica siquiátrica donde está internada Lo primero que hizo la cantante fue ir a un salón de belleza de Los Ángeles para que retocaran su melena rubia, donde tres estilistas trabajaron de manera simultánea con ella.

La artista estaba de muy buen humor y emocionada por disponer de unas horas para dedicarlas a acicalarse.

Esta salida no significa que Britney Spears haya concluido su tratamiento médico, ya que se esperaba que al final de la jornada regresara a la clínica.

Comentarios