Escucha esta nota aquí

Allí no hay bocinazos. No hay semáforos. No hay ese tumulto de gente que se pasea en las calles. Y más bien es un encuentro con la paz y la tranquilidad. Es la sede de Campos de Solana, alejada del ajetreo del centro tarijeño. Allí la familia Granier organizó un exclusivo almuerzo para los influencers bolivianos.

Los platillos se mezclaron con los exquisitos vinos de dicha bodega. Se invitó Único, Trivarietal y Esther Ortiz (en ese orden). Al final los convidados visitaron los viñedos y nadie quería retornar a la ‘realidad’ de sus regiones.

En familia. María Cecilia Granier, Luis Granier, Cecilia Castellanos, Luis Pablo Granier y Camila Otero, con los niños Vintzent y Thiana Kyllmann

Comentarios