Escucha esta nota aquí

Se casaron en noviembre de 2000 y uno de los temas más comentados entonces era su edad. Catherine Zeta Jones  tenía 31 años cuando le dijo "sí, quiero" a Michael Douglas, de 56, y esos veinticinco años de diferencia no han sido en absoluto un impedimento para la pareja, que dos décadas después sigue tan enamorada como el primer día.

Ahora tienen 51 y 76 años, y son padres de dos preciosos hijos Carys Zeta y Dylan Michael, de 17 y 20 respectivamente. Por supuesto, en un mundo en el que los divorcios están a la orden del día, uno de los temas que más intrigan al público es cuál es el secreto de su relación. 

¿En una entrevista con el medio estadounidense WSJ, Catherine Zeta-Jones ha explicado que tras veinte años de matrimonio por supuesto hay altibajos, como en cualquier relación. 

Sin embargo, el secreto para que su matrimonio siga funcionando es bien sencillo: "Lo primero de todo es que nos lo seguimos pasando muy bien juntos". No solo eso: "Nuestra constante es amarnos y respetarnos. Nunca hemos perdido nuestro sentido del humor y todavía disfrutamos mucho de la compañía que nos hacemos el uno al otro", ha compartido la protagonista de Chicago, que además está feliz por haber podido pasar tanto tiempo con su familia durante el año de la pandemia. 

"Mi marido y yo pasamos tanto tiempo juntos porque, a diferencia de la mayoría de las parejas, nunca hemos tenido un trabajo constante con horario de nueve de la mañana a cinco de la tarde. Por ejemplo, yo, o estoy trabajando 16 horas al día, o no trabajo nada. Y él igual", ha contado.

"Durante el confinamiento, he disfrutado de tener a mi marido y mis hijos en la mesa para el desayuno, la comida y la cena", ha compartido también, sincerándose sobre el lado positivo de un año de lo más complicado.

Comentarios