Escucha esta nota aquí

El grito comenzó en Hollywood y se propagó por la industria cinematográfica de Francia, Italia y hasta de Argentina, para dar vuelta al mundo. Tras destaparse el modus operandi del productor Harvey Weinstein, las actrices de todo el mundo se sumaron al Me Too de a millones. Hoy, la causa, suma testimonios día a día. 

Esta vez, la que se animó a hablar fue la sudafricana nacionalizada estadounidense Charlize Theron. La actriz, de 43 años, que en los últimos días fue noticia por confirmar que su hija Jackson es transgénero, habló en un ciclo radial estadounidense y se animó a detallar cómo un productor intentó abusar de ella.

El episodio ocurrió más de dos décadas atrás. Fue cuando ella recién llegaba a la mayoría de edad.

"No había ni cumplido los 19 años y nunca había hecho una audición. Me dijeron que fuera a las nueve de la noche a la casa de un tipo para hacer una prueba", comenzó la actriz, en el programa de El Show de Howard Stern. Una vez que ella tocó timbre, el productor "abrió la puerta en pijama".

“Tenía mucho ego y se veía muy bien consigo mismo. Se sentó muy cerca de mí. Eso fue extraño”, continuó el relato.

Nerviosa, la joven actriz le preguntó al productor si quería que leyera las páginas del guion, pero él no buscaba eso. "En un momento, me puso la mano en la rodilla", recuerda Theron, que mantuvo en reserva el nombre del empresario. "Todavía es alguien muy influyente".

"Ni siquiera sé cómo salí de la casa, pero me marché. Habría terminado realmente mal. Estaba furiosa conmigo misma porque no soy ese tipo de chica. ¿Por qué no le dije que se fuera a la mierda? Me enfureció mucho", agregó. La cuestión continuó ocho años después, cuando Theron se convirtió en una reconocida actriz. Un día encaró al productor, pero él negaba haberla conocido.

Hace dos años, cuando estalló el escándalo de Weinstein, ella se pronunció a favor de la denuncia pública . "Yo tengo la suerte de disfrutar de una posición en la que puedo escoger lo que hago. Pero en la industria en la que me muevo, muchas no disfrutan de ese lujo, no se pueden plantar porque tienen familias que alimentar. Y los productores entienden que siempre habrá otra chica esperando una oportunidad. Con eso tenemos que acabar", sostuvo.

Modelo en sus inicios profesionales, ganadora del Óscar en 2004 por Monster, agradece con frecuencia a su madre por las enseñanzas "no machistas": "Me crió sin barreras en cuestión de género. Para que mi sexo, mi condición de mujer, nunca fuera una limitación. Que no entendiera el género con el que me identifico como una barrera, como algo negativo. Y por ello le estaré eternamente agradecida".

Comentarios