Escucha esta nota aquí

Sin poses ni discursos aprendidos. Así conversó ‘Choco’ Velasco con Sociales&Escenas, el deportista, modelo y exparticipante de Esto es guerra. Uno de Los más bellos de EL DEBER 2015 regresó a suelo cruceño después de vivir tres meses en Alemania, donde viajó por chequeos médicos que le descartaron el uso de un marcapasos. A sus 28 años enfrenta un bloqueo auriculoventricular de segundo grado.

“Mientras duermo el sistema eléctrico de mi corazón hace una pausa de dos segundos y medio, pero me dijeron que no me asuste, que no es grave”, relata ‘Choco’, que está con las pilas puestas para regresar, si es que se lo piden, a la televisión.

Confiesa que cuando le diagnosticaron la enfermedad se asustó y tuvo que suspender toda actividad física, parte importante de su rutina, dado que siempre fue deportista, llegando a destacar a nivel profesional nacional en fútbol y tenis, además, canceló su participación en la final del programa de competencias de PAT para viajar a Europa, donde viven su madre, su abuelo y sus hermanos. 
“Tengo pasaporte alemán y aproveché para hacerme tratar en un país donde la medicina está a años luz”, explica, aunque asegura que la atención que recibió en Bolivia fue aprobada por los especialistas germanos.

Hoy, con las noticias alentadoras sobre su salud, el guapísimo rubio está listo para volver a la carga. Dentro de ocho días viajará a República Dominicana para competir, pero esta vez no en pruebas físicas, sino en un certamen de belleza masculina, el Men Universe Model. Debido al receso en el deporte, asegura que no está en las condiciones que quisiera, pero promete dar lo mejor de sí.
“En Alemania me dijeron que puedo volver a ejercitar normalmente. Fue una gran alegría, así que estoy esforzándome por mejorar mi condición física”, comparte.

Para el concurso ya tiene listo todo su vestuario, entre entre el que destaca un traje de fantasía diseñado por Alfredo Suárez y confeccionado por Rodolfo Pinto.
‘Choco’ cree que en pleno siglo XXI es mentira decir que la apariencia no es importante, aunque no es lo principal. “Obviamente no te da la felicidad. Siento que si una persona con sobrepeso dice que es feliz así, puede serlo aún más si se propone llevar una vida saludable. Será doblemente feliz”, expresa. 
Además de controlado, su corazón ahora también está feliz, al lado de la miss Litoral 2017, Mariem Suárez, su pareja desde hace más de tres años, antes de que los flashes de las cámaras los haga conocidos en el mundo de la farándula. 
Agradecido con Dios, promete cosas grandes, con su mejor versión. 

Comentarios