Escucha esta nota aquí

La historia telenovelesca de Britney Spears con su padre continúa, y, al parecer, habrá más capítulos, pues el juicio por la declaratoria de persona sana mental y habilitada para administrar sus bienes aún no ha terminado. El juez que dirime el caso ha declarado un cuarto intermedio. Impactada por todo ello, la artista Christina Aguilera le envió una carta a su colega y amiga de la infancia, a través de las redes sociales

Britney y Christina, dos de las más importantes cantantes pop internacionales de este siglo, se conocen desde hace más de 20 años, cuando siendo adolescentes participaban en el programa El Club de Mickey Mouse, producido por Disney. Allí surge la amistad que las unió por mucho tiempo, hasta que la música las separó y hasta enemistó.

En la carta que recientemente envió Aguilera le dice que es inaceptable que a cualquier mujer o ser humano no se le permita llevar la vida que desea, informa el diario El País.

"Toda mujer debe tener derecho a su propio cuerpo, su sistema reproductivo, su privacidad, su espacio y su felicidad", dijo la artista en referencia a las declaraciones de Spears en las que cuenta que la obligaron a colocarse un DIU para que no quede embarazada.

La cantante añade que no sabe que pasa en el interior de la casa de su amiga, pero que nada justifica que no la dejen ser libre. Agrega que el daño mental que le han hecho es muy grande y que la justicia tiene que actuar para devolverle su libertad.

"Mi corazón está con Britney. Se merece todo el amor verdadero y el apoyo del mundo", finalizó.

El cantante Justin Timber, que fue pareja de Britney, le escribió después. Le dice que junto a su esposa, Jessica Biel, le manda amor y apoyo absoluto, que esperan que la justicia y su familia la dejen vivir como ella quiera.

Spears no ha respondido a la carta de Aguilera, ni a las muestras de apoyo que ella generó, en la que la instan a no perder su libertad, que es uno de los aspectos más preciados que tiene un ser humano.

Comentarios