Escucha esta nota aquí

Vaya donde vaya, Fabiana Ayaviri siempre carga una mochila para llevar sus útiles escolares y un par de tacones. Cuenta que lo hace para no descuidar sus tareas del colegio o por si aparece algún compromiso de su reinado de belleza.

Ingresó al mundo de los reinados muy joven, a los 16 años, por lo que tuvo que sortear una serie de sacrificios, entre ellos renunciar a su vida social para dedicarse a tiempo completo a cumplir con sus obligaciones como miss, sin descuidar el colegio, pero afirma que es parte de su crecimiento personal.

Entre cuadernos y coronas

En 2018 se adjudicó la corona de Miss Vallegrande y, aunque le sugirieron que espere a cumplir la mayoría de edad para postularse al Miss Santa Cruz, se arriesgó y obtuvo el título de miss Litoral y la clasificación al miss Bolivia. Con su altura (1,78 metros), belleza y disciplina quedó ubicada como primera finalista del título Miss Bolivia Mundo. Y todos esos títulos los carga a sus 17 años.

“Cada una de estas experiencias han sido maravillosas batallas, que han implicado sacrificios, no solo para mí, también para mi familia. Sin embargo, no me arrepiento de nada”, expresa.

Si bien cree que su edad es una ventaja para poder seguir cosechando éxitos en el mundo de los reinados, reconoce que también es una debilidad, pues entiende que los reinados no solo requieren belleza, sino también capacitación y ella saldrá bachiller este año.

“A diferencia de otras chicas que ya son profesionales o que están en la universidad y congelan sus materias, yo tuve que faltarme a clases y nivelarme en tiempo récord”, cuenta.

Precisamente hace unas semanas Fabiana fue designada por Promociones Gloria para representar a Bolivia en el concurso Miss Continentes Unidos, en Ecuador, pero tuvo que declinar su participación porque no podía acumular más faltas en el colegio.

“Fue difícil tomar esa decisión porque anhelaba ir a un concurso internacional. Pero elegí priorizar mis estudios”, expresa la joven, que también necesitó gestionar una serie de permisos para sus viajes y sesiones de fotos, por ser menor de edad.

Con más aspiraciones

Sabe que le falta más preparación para enfrentar el competitivo mundo de la belleza, que cada vez exige más experiencia y preparación, pero no se da por vencida ni se siente disminuida. Quiere capacitarse y dedicarse más para cuando llegue la oportunidad de llamarse Bolivia en el extranjero.

Fabiana cuenta con el apoyo de su familia en todas sus decisiones. “Mis padres han sido una piedra fundamental todo este tiempo y hubo ocasiones en las que se han quitado el pan de la boca para ayudarme a cumplir mis sueños”, revela.

Ella deja en claro que sus anhelos no se limitan a una corona de belleza. Piensa estudiar dos carreras: Derecho y Comunicación Social.

Cuenta que la primera carrera es una opción que maneja al venir de una familia de abogados y la segunda, porque se siente atraída por la televisión.“Me gustaría mucho brillar como presentadora. Es un tema pendiente en mi vida”, expresa.

Invita al Miss Vallegrande

Fabiana está promoviendo el concurso Miss Vallegrande, que se realizará del 3 al 12 de octubre en la capital cruceña, bajo la organización del fotógrafo Marco Velasco. “Quiero decirle a otras chicas que una corona no es inalcanzable y que pueden luchar por sus sueños desde donde estén”, finaliza.

Linda. Fabiana tiene 17 años y está en la promoción del colegio Gastón Guillaux. Es miss Vallegrande 2018 y miss Litoral 2019

Comentarios