Escucha esta nota aquí

Este domingo, Cressida Bonas sorprendió a todos sus seguidores de Instagram al anunciar su compromiso mediante una fotografía en Instagram donde se la ve posar en mitad del campo junto a su novio y, ahora, futuro esposo. 

La actriz británica, de 30 años, cuenta con una prometedora carrera en la pequeña y gran pantalla, pero para sus compatriotas y el resto del mundo es, sobre todo, conocida por haber sido la novia del príncipe Harry entre 2012 y 2014.

Amigos

En mayo de 2018, ella estuvo entre los invitados al enlace del duque de Sussex con Meghan Markle, otra actriz y hasta entonces protagonista de la serie Suits, pero lo que nadie sabía por aquel entonces es que Cressida sería la siguiente en llegar al altar. La intérprete mantiene desde hace un par de años una relación sentimental con otro Harry, en este caso Harry Wentworth-Stanley, un antiguo compañero de universidad con quien ya vivió un romance en su época de estudiante y cuyo padrastro resulta ser, casualmente, primo de Isabel II.

El anillo

La pareja se volvió a dar una oportunidad a finales de 2017 y el anuncio del próximo enlace de Cressida fue mucho menos formal que el que dio a conocer los planes de su ex para pasar por el altar, pero sí tuvo un detalle en común: la impresionante joya que recibió la futura novia.

En su caso, la intérprete optó por un diseño muy poco común de estilo ‘art deco’ con forma octogonal, compuesto por un diamante central rodeado de un halo de rubíes y otras piedras preciosas de menor tamaño. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

We getting married ����

Una publicación compartida por Harry Wentworth-Stanley (@harrywent) el

Comentarios