Escucha esta nota aquí

La familia Trump llegó a la Ciudad del Vaticano para realizar una visita oficial al Papa Francisco; un acto que no habría tenido mayor trascendencia de no ser por el desatino de Melania e Ivanka en la elección de los tocados que exige el código de vestuario de este tipo de audiencias.

Ambas debían vestir de negro y tener la cabeza cubierta (normalmente por una mantilla). Solo las reinas católicas pueden vestir de blanco en presencia del Papa. 

Los Trump y el Papa

El portal español Vanitatis informó que Melania e Ivanka sí lucieron en sus prendas un riguroso negro, solo que la primera optó por una mantilla colocada de una manera que parecía que le acababa de caer del cielo. Mientras, Ivanka, usó una diadema con velo, colocada hacia atrás.

Los looks de las Trump han sido blanco de críticas dentro y fuera de Roma, sobre todo después de que ninguna de las dos quisiera cubrirse la cabeza con un velo durante su visita de hace apenas una semana a Arabia Saudí en el desarrollo de este viaje oficial cuya última parada ha sido el Vaticano.

Más allá de los looks

Melania le hizo un pedido especial al Papa, que bendiga un rosario propio.

Comentarios