Escucha esta nota aquí

Fuentes cercanas al príncipe Harry contaron al diario británico The Sun que se arrepiente de haber dado la entrevista a Oprah Winfrey, sobre todo porque no era el momento adecuado, pues su abuelo Felipe estaba hospitalizado y muy delicado de salud. 

El duque de Sussex ya está en su casa de Montecito, en California (EEUU), regresó luego del funeral, sin esperar el cumpleaños de la reina Isabel II, que fue tres días después. 



La pareja, que renunció a pertenecer a la primera línea de la familia real británica, dio una polémica entrevista a Winfrey, que se emitió por la cadena CBS y se vio en todo el mundo. Entre algunos de los aspectos ventilados allí dijeron que los Windsor estaban preocupados por el color de piel de su primogénito, ya que la su abuela materna es afrodescendiente. También sobre el momento tenso que vivieron Meghan y Kathe, la esposa del príncipe Guillermo, el día antes de su boda

Harry y Guillermo siempre fueron bien unidos, desde niños, y más aún cuando fueron adultos. Sin embargo y a causa de dicha entrevista se distanciaron y hasta se dejaron de hablar. En el funeral del príncipe Felipe estuvieron en la misma fila, pero separados por uno de sus primos. Al concluir el sepelio se los vio caminar juntos rumbo al castillo de Windsor, acompañados por Katherine, que también participaba en la charla. 

Allegados a los hermanos dicen que se reconciliaron y que hablaron por varias horas dentro del palacio.




Comentarios