Escucha esta nota aquí

Tres años después de la sobredosis que casi le cuesta la vida, la cantante estadounidense Demi Lovato ingresó nuevamente a rehabilitación dispuesta a empezar libre de drogas.

El medio estadounidense Page Six informa que la artista de 29 años cumplió un nuevo programa para tratar sus adicciones y que se encuentra muy bien.

De acuerdo al medio, Demi, que hasta principios de diciembre declaró que se permitía beber alcohol y fumar marihuana, esta vez quiere un nuevo inicio.

"Sobrio, sobrio es la única manera de estar", escribió la intérprete en Instagram a principios de diciembre en sus redes sociales.

Este sin duda es un gran avance en su vida y en su carrera, ya que, como contó en un documental que se estrenó en YouTube, sus adicciones estaban fuera de control en 2018.

"Encontré una botella de vino aquella noche y no habían pasado ni 30 minutos cuando ya había llamado a alguien que sabía que tenía drogas. Nunca había tomado metanfetaminas antes, y esa noche las probé. Las mezclé con éxtasis, cocaína, marihuana, alcohol y oxicodona. Solo eso ya tendría que haberme matado", reveló en el documental.

Sobre su cambio de género, en mayo de 2021 lo anunció a sus seguidores en un video.

En los últimos días, la intérprete de I love me eliminó todas sus publicaciones de Instagram y dejó una sola imagen en la que aparece con la cabeza rapada, pero de muy buen talante.

También compartió en sus historias su último tatuaje.

Comentarios