Escucha esta nota aquí

Gley Salazar Subirana tiene 26 años y está convencida de que los tiempos de Dios son perfectos, es por eso que espera paciente su retorno a la TV. Y cree que vendrán muchos éxitos más para saborear.

Labró su carrera desde hace tres años, en la red Unitel, donde inició como gladiadora del programa de competencias Calle 7 y pasó al staff de presentadores de La Revista, La Batidora y Telepaís.

Sin embargo, cuando estuvo a punto de alcanzar la cima, tuvo que abandonar sus sueños por motivos de salud.

En diciembre de 2017 la ‘red roja’ le propuso trabajar como presentadora de La Revista en La Paz y no la pensó dos veces. Se fue con su maleta llena de ilusiones a conquistar a la audiencia de la ‘ciudad maravilla’. Así lo hizo, pero lo que no pudo fue lidiar con los 3.600 m.s.n.m. “Perdí diez kilos, no podía comer ni hacer ejercicios. Luego tuve retención de líquidos y sufrí una baja en mis glóbulos rojos”, recuerda.

Entró en depresión y decidió hacer una pausa para restablecer su salud y ordenar sus ideas. “Me sentí frustrada, porque tuve la oportunidad de dar un paso adelante y se truncó. Ahora no me veo haciendo programas de competencia, quisiera debutar de una forma más seria y espero hacerlo pronto”, expresa.

Actualmente está trabajando como modelo independiente y promociona su trabajo a través de las redes sociales. “No me va mal, trabajo menos horas y gano más, pero aun así no siento esa satisfacción que me dio la tele. Yo soy lo que soy gracias a la TV”, cuenta la sensual morena, que estará trabajando como azafata de Fancesa en Expocruz.

Si bien afirma que trabajar en la pantalla chica no fue color de rosa, tuvo que lidiar con una serie de comentarios nocivos que le hicieron en las redes sociales, por el hecho de haberse casado y divorciado muy joven.

Aprendió la lección. “De todo se aprende. Aprendí a ser feliz sin pensar en qué dirán los demás. Que la felicidad de una pareja no depende de un papel firmado, así esta sea joven o adulta”, afirma. “Entendí eso gracias a la televisión en la que también encontré la otra persona que no conocía en mí”, complementa la modelo, que hace dos años reinició su vida amorosa con su entonces colega, el brasileño Miguel Pereira de Souza (también ex Calle 7).

Si bien piensa en el matrimonio afirma que, por el momento, prefiere disfrutar de su relación y enfocarse a su carrera como modelo y presentadora de TV.

Enamorada. Hace dos años encontró el amor con el exgladiador Miguel Pereira, con quien tiene una relación estable

Comentarios