Escucha esta nota aquí

La mayor parte de sus seguidores conocen solo sus facetas de actor y galán de Hollywood, principalmente por su papel de James Bond. Sin embargo, los roles menos populares de la estrella irlandesa Pierce Brosnan son el de arquitecto y el de pintor.

Aunque se inició en la pintura en 1987, cuando le diagnosticaron cáncer de ovario a su primera esposa, la actriz australiana Cassandra Harris, recién en 2021 inaugurará su primera exposición de arte. 

Será en Los Ángeles y a finales de año, aún sin fecha confirmada, cuando el público conocerá sus obras. Él mismo dio la noticia en Instagram.


"A veces dudo si mostrar el trabajo practicado lentamente desde una noche oscura de 1987 cuando empecé a pintar. Sin embargo, como dice mi querida esposa Keely, 'solo vas a pintar unos pocos en tu vida'. Así que, a finales de año, tendré mi primera exposición de arte en Los Ángeles... si no es ahora, ¿cuándo? Es hora de dejarlos ir", escribió el intérprete de 68 años en su cuenta, junto a fotografías de sus cuadros. 


El protagonista de GoldenEye: el regreso del agente 007 reveló en 2018 que tras el diagnóstico de Harris instaló un estudio de arte en su mansión de Malibú. "Pinto retratos figurativos y paisajísticos al óleo, pinto con acrílicos. Todo está en mi propio estilo, dijo a la revista Origin.


Brosnan perdió a su esposa en 1991 y a su hija Charlotte Brosnan en 2013, por el mismo cáncer. En 1994 conoció a la periodista estadounidense Keely Smith y se casaron en 2001. Desde entonces, el actor no deja de agradecer a su esposa por sacarlo de la depresión y, ahora, por animarlo a compartir su tardía afición.

Los colores fuertes y una mezcla de estilos, como surrealismo y cubismo, están presentes en las obras de Brosnan. La primera en subastarse, en 2018 y para ayudar a la fundación Aids Amfar, que lucha contra el VIH, fue un retrato de Bob Dylan que logró una venta de $us 1,4 millones.


Comentarios