Escucha esta nota aquí

Hace 40 días que se contagió de coronavirus y 20 que está internado en un centro médico. El artista plástico boliviano Roberto Valcárcel ya venció al virus, es negativo a la enfermedad, pero los estragos que dejó en su cuerpo son graves. Por ello es que requiere con urgencia ser ingresado a una Unidad de Terapia Intensiva (UTI) para recibir atención más especializada y asistencia de respiración.

La curadora Cecilia Bayá y el gestor cultural Marcelo Araúz, amigos de Valcárcel, están  a su cuidado y solicitan ayuda porque los gastos son grandes, a pesar de que está siendo bien atendido en el Hospital Obrero, donde también les indicaron que deben esperar a que se libere un espacio en terapia intensiva para trasladarlo entre hoy y mañana.

Comentaron que sus riñones y sus pulmones están comprometidos. A ello se suma de que hace unos años sufrió un infarto, que lo hace un paciente de más riesgo.



Contaron que su saturación de oxígeno llegó hoy a 73, cuando lo normal es arriba de 90, por lo que padece de hipoxia silenciosa, por eso la urgencia del respirador artificial. Señalaron que el artista está consciente, que habla y sabe de la situación de salud por la que está pasando.

Explicaron que la situación en los hospitales es dramática, que no hay espacios para internar más pacientes, sobre todo las UTI están colapsadas.

Bayá y Araúz agradecen la ayuda que está recibiendo de sus colegas artistas, gestores culturales, empresarios y de la gente en general. Sin embargo, requiere más apoyo porque los gastos son muchos. Las personas que deseen ayudar lo pueden hacer a la caja de ahorros  2500616493 (bolivianos) y 2900853672 (dólares) del Banco Nacional de Bolivia, a nombre de Roberto Valcárcel Moller, con CI 185690. 

Comentarios