Escucha esta nota aquí

Cuenta que lo recuerda como si fuera hoy. El médico de pie, de blanco. La certeza del diagnóstico: tumor cancerígeno en el muslo izquierdo. Y una estimación: el tiempo que le restaba de vida. Álvaro Morte creyó que apenas sumaría unos tres meses a los 30 y pico de años que tenía por entonces. Y que después, ya no habría nada.

Las palabras del médico fueron un duro golpe para el actor que encarna a ‘El profesor’ en la serie de Netflix La casa de papel. Pero duraron eso, lo que tarda en esfumarse la conmoción de un impacto. De inmediato lo envolvió la calma. Y Álvaro supo -o así lo quiso comprender- que lo pasajero no sería su vida, sino el cáncer. Decidió que iría contra la lógica del diagnóstico: viviría.

El tratamiento clínico -aquel que lo dejaba tan cansado– y la fe le permitieron superar un “proceso duro”, como lo define.

En este contexto, Morte reveló que la enfermedad lo ayudó a cambiar su visión de la vida. “Eso me ha llevado a disfrutar del momento y a que no haya nada que me quite el buen humor”, expresa.

Sin imaginarlo, años después La casa de papel lo hizo conocido en todo el mundo, pero eso no afectó su sencillez. Hoy, a los 44 años, Morte está casado, lleva al colegio a sus hijos, los mellizos Julieta y León, e incluso participa del chat de padres del WhastApp.

2. Feliz. Con su hija, Julieta. Álvaro suele postear fotos de sus mellizos, pero preserva su identidad
3. De 44 años. Con la máscara de Dalí, símbolo de la serie

Comentarios