Escucha esta nota aquí

La cuarentena por el coronavirus puso a muchas industrias en jaque, entre ellas a la de la moda. Varias tiendas cerraron sus puertas temporalmente por la pandemia y pronto empezarán a sufrir las consecuencias. 

Los principales problemas que enfrentará este sector por esta crisis de salud serán la baja en las ventas, el despido temporal de sus empleados, la acumulación de stock y la paralización de la producción. 

No se salvarán ni las gigantes como Inditex y H&M o las marcas de lujo como Chanel o Hermes, que ya detuvieron su maquinaria en Europa. Ahora, varias de ellas están apostando por fortalecer sus ventas en línea con grandes descuentos.

​​"No vivimos una situación así nunca en la historia, ni en las guerras", expresó Eduardo Zamácola, presidente de la Asociación Empresarial de Comercio Textil en España, citado por medios de ese país. 

Las perspectivas son realmente inciertas y aún no hay 
pronósticos del daño que supondrá este parón para el sector de la moda. 


Comentarios